Pasajeros de Buenos Aires incendian los trenes por la mala calidad del servicio

septiembre 4, 2008 2:07 pm

Tren - Argentina

La furia de los usuarios de los trenes de cercanías estalló este jueves en Buenos Aires. Indignados por el retraso de más de dos horas de los convoyes en que viajaban, los pasajeros incendiaron los vagones y causaron destrozos en las estaciones Castelar y Merlo.

La línea ferroviaria en que ocurrieron los disturbios se llama «Sarmiento» y une la estación Once, en la capital federal, con la terminal de Moreno, al oeste del conurbano bonaerense. Son en total 36 kilómetros de recorrido con 41 estaciones intermedias, la mayoría en barrios pobres.

El primer tren había partido a las 6 de la mañana de la estación Moreno, repleto de personas en dirección a sus lugares de trabajo, pero se detuvo a mitad de camino, a la altura de la estación Castelar, y los pasajeros se quedaron casi dos horas esperando a que arrancara nuevamente.

Ante la falta de información por parte de la compañía prestataria del servicio, Trenes de Buenos Aires (TBA), muchos viajeros reaccionaron enardecidos, a pedradas y palos, contra las oficinas de la estación, mientras que un grupo minoritario prendía fuego a los asientos y elementos de plástico del tren.

El convoy se quemó a fuego lento sobre las vías, mientras la gente observaba desde el andén y los canales de televisión de noticias transmitían en directo, pese a lo cual no se hicieron presentes en el lugar los bomberos ni la policía.

A la vez se produjeron saqueos a las alcancías de las máquinas automáticas expendedoras de billetes y a las tiendas que funcionaban en la estación.

Las protestas e incidentes se reprodujeron en la estación Merlo —tres más hacia el oeste de Castelar— donde los pasajeros se apearon del tren demorado en que viajaban y algunos vándalos quemaron los nueve vagones, mientras otros atacaban las ventanillas de atención al público.

Después de más de dos horas de altercados, ya cerca del mediodía hora local, recién apareció la policía bonaerense que lanzó botes de humo contra los más revoltosos. En total hubo cinco personas detenidas y otras ocho sufrieron lesiones, en medio de las refriegas.

Deja un comentario