Gobierno incumple acuerdo tripartito en materia pensional

septiembre 14, 2011 3:18 pm

Dirige: Adolfo Beck
TEMA: La gran reforma pensional
Escuchar el audio
INVITADOS:
John Jairo Díaz, Presidente de Asociación nacional de pensionados Anpiss
Germán Rojas, representante de la CGT
Víctor Hugo Saidiza, economista

FRASES DEL DÍA:
Hay que redefinir el sistema de pensiones y de salud en Colombia. Jhon Jairo Díaz

Se venía desarrollando un sistema de prima media y vino todo el ahorro individual que no va permitir nunca que el joven y viejo que no han cotizado nunca obtengan una pensión. Germán Rojas

No hay trabajo para los jóvenes, hasta el momento no ha funcionado la ley del primer trabajo. Germán Rojas

Hay que darle continuidad y cumplimiento de un acuerdo tripartito que establece una comisión especial que revise el tema de las pensiones en Colombia. Jhon Jairo Díaz

Nosotros no encontramos razonable que nos estén hablando de un aumento de la edad para pensionarse. Hablemos de semanas de cotización y no de edad para pensionarse. Jhon Jairo Díaz

Para resolver el déficit fiscal se pretende revisar las pensiones en Colombia. Víctor Hugo Saidiza

Hay una pelea con el fallo de las cortes porque muchos ex magistrados van a aumentar sus pensiones.

Rechazamos la pretensión de algunos políticos y Fedesarrollo que quieren eliminar la prima media del sistema de pensiones. Jhon Jairo Díaz

Aquí no pueden ser pensiones de miseria ni sueldos de miseria. Jhon Jairo Díaz

Las pensiones mayores de 10 salarios mínimos deberían pagar un impuesto. Victor Hugo Saidiza

Buscamos espacios de conciliación para solucionar problemas sociales en Colombia. Jhon Jairo Díaz

El pueblo debe exigir reglas claras en el tema de pensiones y defender el sistema de prima media. Germán Rojas

En los últimos diecisiete años hemos perdido el poder adquisitivo porque siempre aumentan las pensiones por debajo. Germán Rojas

Hay un grupo de privilegiados con pensiones en Colombia como los congresistas. Víctor Hugo Saidiza

En Colombia reina un modelo pro rico en donde el pobre financia al rico. Víctor Hugo Saidiza

No creemos que en Colombia haya crecido la expectativa de vida, nos están midiendo con técnicas diferentes. Germán Rojas

Prácticamente en Colombia ser pensionado parece que fuera un delito. Jhon Jairo Díaz

La propuesta reciente plantea que los hombres se pensionen a los 65 años, y las mujeres a los 63. Victor hugo Saidiza

Las pensiones en un momento dado no van a alcanzar para sobrevivir. Germán Rojas

Recientemente el ministro de Protección Social, Mauricio Santamaría, planteó en la comisión séptima del Senado que el Gobierno propondrá una reforma pensional y el primer paso será la migración de todos los afiliados del Seguro Social a un nuevo fondo que se llamará (Colpensiones).

Según el ministro, esta reforma buscará ser integral, por lo que espera que sea el resultado de un proceso de diálogo y consenso entre las diferentes entidades e instancias que están relacionadas con la problemática financiera y monetaria de las pensiones en el país.

Sobre el aumento de la edad de jubilación precisó que como todo tema pensional, es necesario relacionar el tema de la cobertura, el tema fiscal y el sistema de prima media y de sistema de ahorro individual.

Además indicó que en ningún momento el Gobierno ha pensado en acabar la prima media.

Las declaraciones de Santamaría han desatado una fuerte polémica e incluso ha cuestionado el cumplimiento de un acuerdo tripartito firmado el pasado 26 de mayo por empresarios, centrales sindicales y el gobierno.

El acuerdo establece una serie de compromisos del Estado Colombiano en seis temas: reorganización del Ministerio del Trabajo, fortalecimiento de la administración del trabajo, protección de líderes sindicales, reforma a la justicia penal, diálogo social y negociación colectiva y asistencia técnica de la OIT.

Respecto a las pensiones, el acuerdo establece que se adoptará una Comisión Permanente de Concentración de Políticas Salariales y Laborales.

Por ese motivo, distintas organizaciones solicitan al Gobierno Nacional, poner en práctico dicha comisión para hacer un replanteamiento del Sistema de Pensiones en Colombia y lograr una verdadera reforma pensional que incluya un varadero proceso de concertación y evite el colapso del sistema.

EL ASCENSOR
SUBE: Hernán Peláez por ser considerado como el mejor comentarista deportivo de Colombia.

BAJA: Armando Zamora, director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos quien renunció tras varios cuestionamientos de la Contraloría General de la Nación

Una respuesta sobre “Gobierno incumple acuerdo tripartito en materia pensional”

  1. el corrUcptoo en septiembre 14th, 2011 7:52 pm

    Leo, entiendo,copio y pego.

    POR FERNANDO DORADO
    Ocho meses de evolución de las rebeliones árabes y de sus repercusiones mundiales tienen que servir para orientarnos en éste mar de acontecimientos.

    Hay quienes menosprecian los resultados de las masivas movilizaciones ocurridas en el mundo árabe, Norte de África, Medio Oriente y otros países, entre ellos España e Israel.

    Pensaban que la caída de los tiranos traería cambios rápidos y sustanciales en esos países. Al no constatar el surgimiento de nuevos liderazgos políticos que -de inmediato- derrotaran y reemplazaran a los legatarios de los dictadores, imaginaron que nada pasaría.
    Pero, una vibración imperceptible se extiende por el mundo. Se ha producido una fractura en lo recóndito de la sociedad. Su repercusión ondulatoria desencadenará terremotos y tsunamis sociales y políticos por todo el orbe. Diversos y particulares fenómenos saldrán a la superficie.1 La crisis sistémica del capitalismo global es su combustible.

    Los cambios no son tan visibles en los países árabes. Allí nunca existió una práctica política abierta y «libre». Ha surgido una nueva actitud entre la población frente a la política y la religión. La fuerza arrolladora de la juventud, la incipiente y tímida emancipación de las mujeres, el nerviosismo y la indecisión de quienes siguen en el poder, son pruebas del sacudón que viven esos pueblos. Es un sentimiento que crece. Una válvula se ha abierto.

    Veamos dos referencias: una, la cúpula del ejército egipcio hubo de consentir el juicio de Mubarack y de sus hijos. Dos, pretenden revivir el nacionalismo anti-sionista para poder sobrevivir políticamente. Se han concertado con la Hermandad Musulmana que salió mal librada de la revolución de febrero. Las próximas elecciones serán un examen para las nuevas agrupaciones políticas. Lo significativo es la «ola subterránea» – socio-política y cultural -, que progresa y avanza. La «primavera árabe» va a producir sus primeras flores.

    En España la rebelión social ha puesto a prueba al poder vigente. El movimiento ciudadano, popular, juvenil y trabajador (15-M, «indignados», ¡Democracia Ya!), así no esté organizado como partido o movimiento político (que es su gran fortaleza ya que se mueve como «ola»), ha obtenido notables resultados. Lo inmediato: Zapatero no va más.

    Pero hay algo más importante. Se obligó a la plutocracia financiera a mostrar su bicéfalo rostro partidista (PSOE-PP). La unión de la institucionalidad política española en la tarea de violar su propia legalidad jurídica – que pretende reformar la Constitución Política sin consultar al pueblo soberano -, desnuda los verdaderos intereses de Wall Street y Fráncfort. Quienes ejercen el poder detrás del trono y del parlamento han sacado la cara. La dictadura burguesa con fachada democrática quedó a la vista. Es un suceso de alcance histórico.

    Ese movimiento subterráneo es seguido y monitoreado por los estrategas imperiales. Temen el contagio. Es su principal preocupación. No pueden atacarlo de frente dado que ellos se presentan como los adalides de la «democracia». Por ello, les urge diseñar y aplicar un antídoto eficaz. Una fractura artificial, una guerra orbital, parece ser la única manera de contrarrestar un proceso que – de generalizarse -, será una real amenaza para su poder.2

    La debilidad política exhibida por China y Rusia frente a la intervención en Libia, parece haberlos alentado a explorar alternativas de mayor riesgo. Vemos diversas señales en ese sentido: la cohesión de la derecha estadounidense y europea en torno de la OTAN; la dinámica de la política internacional de los EE.UU. que muestra sensibles cambios frente a diversos conflictos regionales3; el estímulo metódico e impulso de campañas racistas y anti-inmigrantes; el asesinato de Osama Bin Laden y la sistemática tarea de revivir la «amenaza islámica»; la preservación del presupuesto militar estadounidense; entre otras.

    En contravía a la «ola democrática» que tuvo su origen en Túnez y Egipto, una «ola reaccionaria» que tiene antecedentes en Bosnia, Afganistán, Irak, Honduras y en Libia, alista nuevos escenarios de confrontación. La xenofobia y el odio contra los inmigrantes es su detonante. La lucha contra el «narco-terrorismo» es su mensaje doble-moralista. Pero la amenaza económica y militar de China y Rusia, va a ser – en poco tiempo – el argumento principal para convencer a la población de las potencias occidentales de apoyar sus planes guerreristas. Un gran escenario teatral está siendo montado.

    Ellos saben que la default o crash económica es inevitable. La crisis estructural del poder norteamericano es un hecho.4 El chantaje de una guerra mundial será usado para forzar la «lealtad patriótica» de la población. Ya lo han hecho antes. Intervenciones como la de Libia serán usadas para golpear enemigos incómodos como Siria, Irán, Cuba o Venezuela. De paso se apropian de sus recursos naturales y reservas financieras. El problema para los imperios es que – en su inevitable caída -, al querer ganar tiempo terminan como suicidas.

    Es vital no caer en el escepticismo5. Hay que derrotar las posiciones apocalípticas que idealizan yextrapolan la invencibilidad de los imperios. La reacción de las potencias emergentes (BRICS) y de la población mundial será determinante. La «ola democrática» debe ajustar el ritmo y promover la coordinación de acciones de carácter continental en el mundo árabe, africano, europeo y americano. Ser conscientes de la inmensa potencialidad de las masivas rebeliones populares actuales – valorando sus logros – es fundamental para seguir acorralando al monstruo imperial.

    Notas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *