5.2% de las viviendas en Bogotá tienen problemas de hundimiento estructural

julio 13, 2012 4:23 pm

Invitados:

Jairo Cardozo– Concejal Movimiento MIRA

Diego Gantiva Arias- Decano Académico Escuela de Ingenieros Militares

Director: Adolfo Beck

Asistente Programa: Zamarainda Tovar Vélez

Frase del día:

-“Éste verdadero campeón nos ha demostrado que nada es imposible” Presidente Santos, refiriéndose a Luis Fernando Montoya, el campeón de la vida.

Cifras del día:

-20 mil millones de pesos se han ahorrado los estratos bajos de Bogotá con mínimo vital de agua.

El ascensor:

Sube:
-Éider Arevalo – Oro en Mundial Juvenil de atletismo en España, en 10.000 metros marcha. (Aplausos)
-Obispo Daniel Falla – nuevo Secretario General de la Conferencia Episcopal. (Aplausos)

Baja:
-Los Magistrados del Tribunal Superior de Santa Marta, destituidos por dejar en libertad a dos hombres que transportaban en una embarcación 66 mil dólares y ordenar que les devolvieran el dinero con la tesis jurídica de que habían encontrado un tesoro en altamar (Rechiflas)

-Centro Policlínico del Olaya por el triple cambiazo de bebes el pasado lunes (Rechiflas)

Frases del tema del día:

-«La mayoría de localidades de Bogotá tienen redes de alcantarillado obsoletas” Jairo Cardozo – Concejal Movimiento Mira; refiriéndose a la necesidad de incluir un aparte en el plan de desarrollo «Bogotá Humana» que permita un manejo eficiente del alcantarillado.

-«No se puede diseñar una obra sin tener claras las especificaciones requeridas” Diego Gantiva Arias – Decano Académico Escuela de Ingenieros Militares; refiriéndose a que el peso de los buses articulados de transmilenio es desproporcionado al peso que pueden soportar las losas.

Escuchar el audio

En esta emisión bajo el tema “Bogotá se está hundiendo” los invitados analizaron la problemática que enfrenta la ciudad respecto a los hundimientos estructurales que se están presentando en la mayoría de localidades y la denuncia presentada sobre el particular por el Movimiento Mira.

Para Diego Gantiva Arias, Decano Académico Escuela de Ingenieros Militares y Coronel Retirado, el tema es importante no sólo porque es docente sino porque él mismo ha construido y, tiene muchos kilómetros en carreteras del país y vías públicas que lo acreditan como conocedor del mismo.

Afirmó que las causas de estos hundimientos son varias y él como Ingeniero Civil puede enumerar algunas, entre ellas, las fallas en el cálculo de las estructuras viales, porque la vida útil de las éstas no se pensó a largo plazo, ni que más adelante habrían vehículos más demasiado grandes y el Ministerio de Transporte e Invías buscan estar actualizando permanentemente las normas para enfrentar las exigencias del transporte.

También se refirió al Lago Gaitán, zona ahora conocida como “El Lago” donde al secarse el lago se volvió un área habitable y manifestó que seguramente en ese momento no se hicieron todos los estudios de rigor para sacar los suelos que no eran convenientes y traer materia de préstamo, lo que se incrementa en costos; ningún ingeniero puede pensar sin tener el signo pesos en frente y muchas veces por recortes presupuestales, al no tener el dinero suficiente para las obras las personas de buena fe tratan de hacerlo con los escasos recursos que tienen, pero no faltan aquellos constructores de mala fe que por ahorrar en insumos, generan construcciones y vías de mala calidad. Ahora se puede hablar de la zona alrededor del Simón Bolívar y muchos humedales que han urbanizado. Coincidió con que en el actuar de tales constructores ya se debe hablar de la falta de ética e hizo un llamado para que todas las instituciones educativas de nivel superior, fomenten y promuevan que los futuros profesionales del país tengan una ética profesional a toda prueba.

En cuanto a las edificaciones inclinadas, estimó que es posible se hiciera una buena planificación estructural de una edificación como la del lago, pero las filtraciones de aguas lluvia y aguas residuales en el subsuelo se pueden convertir en un problema mayúsculo donde las fuerzas de la naturaleza no siempre se pueden calcular, recordando que por la infiltración de agua en el subsuelo es que se hicieron las alcantarillas para que el agua salga por los ductos y sea desaguada; pero al no tener la limpieza adecuada, estos sumideros se convierten en problemas de inundaciones e insistió en que la falta de cultura ciudadana en el manejo de las basuras agrava la situación.

Por su parte Jairo Cardozo, Concejal Movimiento MIRA, señaló que con la denuncia presentada en el Consejo pretenden que la Administración Distrital tome cartas en el asunto, que entre otros ha tenido descuidado ya que en 1993, cuando el Consejo de Bogotá escribió el acuerdo N°2 por medio del cual ordenó se realizaran estudios sobre la situación de deterioro de los suelos en Bogotá. De igual manera, que el Alcalde Mayor debía crear un comité de seguimiento de control de la calidad del suelo, y estos a su vez tendrían el deber de monitorear pasando un informe anual al Consejo de Bogotá sobre temas de hundimientos, cosa que jamás se hizo; porque en 19 años no se ha vuelto a realizar un estudio serio en la materia y no es un secreto que en ese tiempo las condiciones morfológicas de la ciudad cambian sustancialmente.

Agregó que si bien el tema de las vías es más notorio, no se puede dejar de lado que hay 108 mil viviendas en Bogotá que tienen problemas de hundimiento estructural y eso equivale al 5.2% de las viviendas en Bogotá. Expuso que como Concejal del Movimiento MIRA, pide se tomen medidas de monitoreo para establecer correctivos y preventivas en relación a las aguas subterráneas, ya que existen en Bogotá 89 licencias para industria que están extrayendo agua, debilitando el suelo de una manera legal dado que cuentan con las licencias correspondientes y lo hacen para evitarse el costo de conectarse a la red de acueducto que es más costosa que el agua subterránea para sus industrias.

Además señaló que otro aspecto importante en el debate es sobre las múltiples causas de hundimiento y así lo hicieron saber al gerente de la empresa de acueducto y alcantarillado de Bogotá, sobre las redes y el alcantarillado en relación a la recolección de aguas lluvia porque eso también es una causa de filtraciones así ellos lo nieguen. La prueba está en que la mayoría de localidades de Bogotá tienen redes de alcantarillado obsoletas pues ya cumplieron su ciclo de vida útil, lo que hace necesario emprender una cruzada en pos de actualizar, modernizar y ampliar esas redes.

El debate concluyó con que si se pretende construir en la revitalización del centro ampliado, 35 mil viviendas de interés social y prioritario para lo cual no se tiene infraestructura, es indispensable modernizar las redes y el alcantarillado antes de construir casas que después se van a hundir.

Zamarainda Tovar Vélez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *