Voces a favor y en contra de la adopción por parejas gay; Iglesia Católica colombiana pide un plebiscito

noviembre 5, 2015 7:17 am

Corte Constitucional

Corte Constitucional

–La decisión de la Corte Constitucional de liberar la adopción de niños y niñas por parte de parejas homosexuales desató un gran debate en Colombia, que fundamentalmente tiene como escenario las redes sociales y los medios de comunicación, en las cuales unos celebran y otros protestan.

Por supuesto, la Iglesia Católica colombiana rechazó la determinación y pidió un plebiscito o una consulta popular, pues advirtió que 4 o 6 personas no pueden decidir por 48 millones de colombianos.

Al efecto, se pronunció el presidente de la Comisión de Vida del Episcopado Colombiano y Obispo de Fontibón, Monseñor Juan Vicente Córdoba, quien advirtió que antes que amparar, se están atropellando los derechos de los niños y las niñas.

En declaraciones a los colegas de Noticias RCN, el prelado dijo, además, que la Corte Constitucional se está convirtiendo en una dictadura. Aunque subrayó que la decisión sobre el tema es competencia del Congreso de la República, planteó como vía adecuada una consulta o plebiscito, en la cual todos los colombianos decidan y no se imponga un criterio de 4 o 6 personas.

«Esto es un atropello a la democracia y a los colombianos», puntualizó.

Quienes celebran, son los integrantes de la población LGTB y Colombia Diversa, algunos congresistas afines y otros que no lo son.

Marcela Sánchez, directora de la ONG Colombia Diversa, afirmó que «es un paso histórico» y que «a partir de ahora la homosexualidad será irrelevante y todas las personas estarán en igualdad de condiciones cuando inicien un trámite de adopción».

Según Colombia Diversa, “los argumentos de los detractores de la adopción por parte de parejas del mismo sexo carecen de sustento científico y se amparan en estigmas y prejuicios sociales sobre la homosexualidad que no tienen cabida en un Estado Social de Derecho. No es cierto que el crecimiento de los niños y niñas en hogares conformados por parejas del mismo sexo desconozca su derecho al desarrollo integral.”

“(…) la adopción por parte de parejas del mismo sexo garantiza el goce efectivo de los derechos de niños y niñas. Se trata de una medida de protección que permite a los niños y niñas hacer parte de un núcleo familiar estable. De no aceptar la adopción de niños y niñas por parejas del mismo sexo, se limita seriamente el derecho que tienen a tener una familia, y a crecer en las condiciones de amor, protección y cuidado que brinda un núcleo familiar”

La congresista afin Angélica Lozano trinó:

#GraciasTotales a @ColombiaDiversa 10 años de lucha rigurosa y limpia por la igualdad. Mil veces GRACIAS!

Además declaró: “La igualdad es imparable, el 6 a 2 de la Corte Constitucional prueba que no existe una razón para discriminar a homosexuales ni para quitarle a los niños y a las niña de Colombia en situación de adoptabilidad la posibilidad de tener una familia que los vuelva el centro de la misma y que los dote del amor y cuidado que otros le negaron”.

La senadora Claudia López, también integrante de la comunidad gay, expresó: «Es una gran noticia como sociedad y como Estado. Se ha eliminado una forma de discriminación odiosa e inconstitucional contra unos ciudadanos (…). Pero más importante aún se han protegido los derechos de todos los niños colombianos».

«Todo respeto por concepciones religiosas q creen q solo hay una familia ideal, de hombre y mujer. Es su fe, no la Constitución ni realidad. Día como hoy no sobra recordar q ninguna persona, institución o fe está por encima de la Constitución. Todos, como iguales, debemos acatarla», complementó.

También reseñó: «anormales, promiscuos, enfermos» indican prejuicio y homofobia, algo q la cultura y no la Ley seguirá transformando»

A su turno, el expresidente y senador Alvaro Uribe Vélez, escribió en su cuenta en Twitter:

«El mal ejemplo al niño puede crear como normal una tendencia anormal de promiscuidad. Enorme la responsabilidad del ICBF para garantizar en cada decisión de adopción el buen ejemplo al niño».

Su colega, Armando Benedetti también celebró el fallo de la Corte Constitucional. Sin embargo expresó sus dudas «porque en el pasado la Corte en estos temas ha sido muy ambigua, así que guardo mi reservas hasta no leer por completo el fallo”.

El senador Jimmy Chamorro:

«Quiero manifestar mi rechazo a la decisión de la @CConstitucional de avalar #adopción de niñas y niños por parte de parejas del mismo sexo. ¿Dónde queda el concepto de familia consignado en nuestra Constitución Política? ¿Alguien pensó en los #derechos de esos niños y niñas?.

Ernesto Macías Tovar, senador de Centro Democrático:

«Derechos de los menores son superiores y deben protegerse. La Corte privilegió los derechos de los adultos, por encima de los de los niños».

El representante Carlos Guevara, del Partido Mira, consideró que «es una decisión que se tiene que aceptar y esperemos cómo responden las familias del mismo sexo para adoptar niños, por el bien de ellos, espero que sea de lo mejor y a la expectativa de cómo lo toma el país”.

La senadora del Partido Liberal, Viviane Morales, rechazó de plano el fallo de la Corte.

«@CConstitucional se atribuye el poder del pueblo y desafía al 85% de los colombianos. #firmeporpapaymama», escribió.

Edward Rodríguez, representante del Centro Democrático, señaló: «Esto debería tener un gran debate nacional y no solamente en el seno de nueve magistrados. Yo pediría que se examinara un referendo para que los colombianos decidieran si la adopción por parte de parejas del mismo sexo es viable o no».

El congresista Orlando Castañeda:

Que 6 personas no decidan por 48 millones de colombianos qué tipo de sociedad queremos tener. Corte no puede pasar por encima de acuerdos sociales establecidos, debe contar con el país.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, que es la máxima autoridad en materia de adopción de niños y niñas, declaró en un comunicado:

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar – ICBF, se declara respetuoso de las decisiones judiciales y acata la decisión de la Corte Constitucional.

Los procesos de adopción se continuarán cumpliendo de acuerdo a lo establecido por la ley como lo ha venido haciendo el Instituto, aplicando un trámite riguroso que mediante talleres, entrevistas y visitas, permite determinar la idoneidad de quienes quieren adoptar, garantizando así el derecho de los niños, niñas y adolescentes a crecer en una familia.

El Instituto continuará haciendo prevalecer el derecho de los niños, niñas y adolescentes a una familia y en todas sus actuaciones tendrá como consideración principal su interés superior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *