Veeduría advierte debilidades frecuentes en contratación de Alcaldías Locales

abril 25, 2017 10:54 am

Imagen de archivo

La Veeduría Distrital expidió la Circular 009 de 2017 en la que advierte los errores más frecuentes de las Alcaldías Locales en las etapas de los procesos contractuales. De esta manera, busca llamar la atención sobre las lecciones aprendidas y ajustes que deben hacer para evitar investigaciones y seguir en el paredón por cuenta de las falencias en la contratación.

En la etapa de planeación y selección, necesaria para la estructuración de un contrato, el ente de control preventivo evidenció que en algunos casos la escogencia del contratista no se realizó conforme con la modalidad de selección aplicable, vulnerando el deber de selección objetiva.

La Veeduría Distrital recordó que para este año, las 20 localidades tendrán la responsabilidad de ejecutar en gastos de funcionamiento e inversión $1.7 billones de pesos. Las Alcaldías de Ciudad Bolívar, con $248 mil millones; Kennedy con $196 mil millones y Suba con $143 mil millones son las que mayor recursos tendrán que ejecutar para la vigencia 2017.

De acuerdo con la circular, enviada a las Secretarías de Gobierno y Jurídica, y a los Fondos de Desarrollo Local, se da inicio a los procesos de selección sin que la contratación se encuentre registrada en el Plan Anual de Adquisiciones o sin realizar y publicar los estudios del sector en el Sistema Electrónico para la Contratación Pública SECOP.

Contrario a lo que establece Colombia Compra Eficiente cuando indica que “la clasificación del proponente no es un requisito habilitante sino un mecanismo para establecer un lenguaje común entre los partícipes del Sistema de Compras y Contratación Pública…”, algunas Alcaldías Locales lo exigen como requisito habilitante.

En otros casos se encontró que en los estudios previos y pliegos de condiciones citan normas que ya están derogadas o modificadas.

Por eso para la Veeduría Distrital es fundamental que las Alcaldías Locales cuenten con personal idóneo y usen cada modalidad de contratación como corresponde, pues cada contrato se enmarca en una tipología prevista por la Ley. “Otra de las falencias es que no documentan y justifican la determinación del valor de la contratación, pues no hay claridad sobre la forma en la que se calculó el valor del presupuesto oficial estimado”, explicó el Veedor Distrital (e), Daniel García Canón.
La Veeduría Distrital también estableció que en algunos procesos de selección que tienen por objeto obras públicas o intervención de zonas de espacio público, no se especifica en los documentos del proceso, si se requiere de algún tipo de licencia, autorización, aprobación o permiso de autoridad competente. Vale recordar que el más reciente informe de la Veeduría Distrital sobre los temas que más se quejan los bogotanos, concluye que Obras y Urbanismo, del que hacen parte las licencias, ocupa el segundo lugar de las quejas más recurrentes, con más de 5 mil casos.

De otra parte, llamó la atención sobre la exigencia que hacen algunas Alcaldías Locales para que el proponente acredite la propiedad de ciertos bienes, maquinaria o equipo, limitando la participación de los interesados en el proceso. “Si lo que se pretende es la disponibilidad de equipos se podrían requerir contratos de arrendamiento, leasing o compromisos de alquiler o arriendo en caso de resultar favorecidos con la adjudicación”, agregó el Veedor Distrital (e), Daniel García Canón.

A la hora de establecer los factores de evaluación también se pudo evidenciar que las Alcaldías Locales ponderan factores que no necesariamente otorgan valor agregado a la ejecución del contrato, tales como propiedad de planta y equipo. Por otra parte, la definición de riesgos previsibles, se realiza sin que estos correspondan con el objeto contractual. Por ejemplo, pese a que se trata de un objeto contractual de obra, estiman riesgos que tienen que ver con un contrato de suministro.

En cuanto a la etapa de contratación y ejecución, la Veeduría Distrital explicó que sigue existiendo un desconocimiento de las obligaciones de los supervisores e interventores, pues, por ejemplo, en algunas oportunidades omiten acciones para asegurar que las garantías exigidas en el contrato se cumplan como lo establece la Ley.

Por último, la Veeduría Distrital reiteró que tiene plena disposición para brindar el apoyo y acompañamiento necesario en el desarrollo de los procesos de selección que requieran las Alcaldías Locales, y de esta manera, pueda contribuir al fortalecimiento de su gestión contractual. Precisamente este jueves 27 de abril realizará la I Jornada de orientación a equipos de Alcaldías Locales sobre “Planeación en la Contratación Estatal”.

Deja un comentario