De Cortes y de Rumbas

octubre 10, 2018 8:35 am

por Mauricio Botero Caicedo
La JEP, en ultimátum, según los noticieros, les ha otorgado diez días hábiles a los cabecillas de las ex – Farc para presentar sus informes sobre el compromiso de contribuir activamente a la reincorporación a la vida civil de forma integral, así como sus aportes a la verdad y a la reparación de las víctimas de sus atrocidades. “Son 31 los “jefes” de la antigua guerrilla comunista los que tienen que manifestar por escrito “el compromiso de contribuir activamente a la reincorporación a la vida civil de forma integral, así como sus aportes a la verdad”.

“El informe de los comparecientes deberá referirse a las acciones concretas que cada uno ha llevado a cabo en relación con el compromiso de contribuir a la reincorporación a la vida civil de forma integral, así como sus aportes a la verdad”, afirmó la magistrada Julieta Lemaitre, presidenta de la Sala de Reconocimiento de la JEP.”
Quisiera advertirle de manera respetuosa a la JEP que ya su credibilidad como Corte independiente e imparcial está a ras del suelo. En el imaginario de los ciudadanos los magistrados de la JEP aparecen como ‘niñeras’ del los ex – integrantes de las Farc. Si ponen un ultimátum, que lo cumplan. Otra dilación más puede ser fatal para esa Institución.

*****

Contrario a lo que muchos creen, la mejor rumba de Cartagena no está en la Ciudad Amurallada, ni en Getsemaní, ni en La Boquilla. Esta nada menos que en la cárcel de mujeres, en dónde La Madame, que en su día regentaba el burdel más elegante de la Heroica, celebra unos bacanales de película con todo el apoyo de las autoridades. Según informes de prensa, La Madame promovió, en menos de un mes, el reinado más vistoso que se ha visto en la cárcel de Cartagena. “Ella asesoró y vistió a las ocho candidatas, fue la jefe de ceremonias y se llevó el show bailando junto al cantante de salsa Eddy Jay, quien cantó sus canciones. Las reclusas se maquillaron de acuerdo a las indicaciones de La Madame quien hasta tuvo tiempo de enseñarles a caminar en pasarela. Ese día no sólo declaró a los cuatro vientos que se siente feliz en la cárcel, recordando el infausto encierro que tuvo en Estados Unidos cuando cayó presa. Como si fuera una estrella Victor Hugo Arango, director de Distriseguridad de Cartagena, le pidió una selfie.” Por lo visto, la movida en este país está es en las cárceles, en dónde se maneja desde las mejores rumbas hasta buena parte del negocio de la droga. ¡Que viva el INPEC!

Deja un comentario