FARC retienen una caravana de 200 turistas y llevan la guerra a la carretera

fark
El ministro de Defensa dijo que las FARC están mostrando su faceta de «asalta caminos». El presidente Juan Manuel Santos ordenó reforzar la seguridad porque «no puede haber zonas vetadas para viajeros»

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo este sábado que ordenó revisar la seguridad en el sureño departamento del Caquetá para garantizar la libre circulación de personas.

Santos se refirió a la retención durante el fin de semana por guerrilleros de las FARC de unas 200 personas y 116 vehículos que participaban en un rally, y que fueron liberadas después de pagar el dinero exigido por el grupo armado.

El mandatario dijo que dio instrucciones al ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, para que revise la seguridad de esa región con el general Javier Alberto Flórez, jefe del Comando Conjunto Suroriente, que tiene sede en la base militar de Larandia.

«Al regreso de la ciudad de Barranca ordené revisar con el plan de seguridad en Caquetá. No debe haber zonas vetadas para viajeros», escribió el presidente en su cuenta de Twitter.

El rally secuestrado parcialmente por los terroristas había partido de Neiva, capital del departamento del Huila y tenía como punto de llegada La Macarena, en el departamento del Meta.

El hecho ocurrió en una carretera de San Vicente del Caguán, el eje de una zona de distensión de más de 42.000 kilómetros cuadrados que se estableció durante el Gobierno del presidente Andrés Pastrana (1998-2002) para el proceso con los rebeldes, donde se retiraron en aquel entonces todas las fuerzas de seguridad de la región. Allí, también, fue secuestrada Ingrid Betancourt.

El jefe del Comando Conjunto del Suroriente, general Javier Flórez, dijo a medios locales que «toda la caravana» estaba bien y que se le prestaban todas las medidas de seguridad.

Uno de los viajeros detalló al telenoticiero Caracol Noticias que para dejarlos seguir, los guerrilleros les pedían por cada auto un millón de pesos (unos 526 dólares) y por cada cuatrimoto 300.000 pesos (unos 158 dólares).

Desde Florencia, capital del departamento del Caquetá, el ministro colombiano de Defensa, Juan Carlos Pinzón, aseguró que las FARC están mostrando su faceta de «asalta caminos».

Deja un comentario