Las FARC niegan abortos forzados

enero 3, 2016 8:08 pm

Tags de esta nota:

EJERCITO- FARC ITUANGO
Las FARC aseguraron hoy que Héctor Albeidis Arboleda Buitrago, investigado en Colombia por presuntamente realizar abortos forzados a guerrilleras, no ha pertenecido a sus filas y negaron que exista una política en la guerrilla que imponga esa práctica porque va en contra de sus “principios y lineamientos”.

Sobre Arboleda, alias “El enfermero” y detenido en Madrid en diciembre pasado pero dejado en libertad con medidas cautelares, pesa una circular roja de la Interpol por los delitos de “tortura agravada, aborto sin consentimiento y concierto para delinquir”.

Luego de hacer las averiguaciones “certificamos que en ninguno de ellos ha militado o se conoce siquiera al personaje en mención”, aseguran las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Así lo expresa esa guerrilla en un comunicado firmado por el “Secretariado del Estado Mayor de las FARC-EP”, en el que afirma que en sus filas no existe una política que imponga el aborto.

Seguidamente la guerrilla agrega que “por lo cual está claro que se trata de un montaje judicial y mediático”.

Arboleda, de 40 años, es investigado por presuntamente haber realizado, según medios locales, más de un centenar de abortos forzados a guerrilleras de las FARC en las profundidades de las selvas, una práctica que la Fiscalía de Colombia investiga.

Asimismo señalan que tampoco son ciertas las sindicaciones “tan falsas e infamantes” como las que dan cuenta de “violaciones de mujeres o la utilización de cuerpos de guerrilleros caídos en combate para dar clases de anatomía”.

“El enfermero” habría realizado entre 1998 y 2000, cuando estuvo en dos frentes guerrilleros, cientos de abortos entre ellos 50 a menores de edad que habrían sido violadas por comandantes de las FARC.

El ente acusador, que indaga sobre más de 150 de estos casos, abrió el proceso tras acumular “elementos de juicio para demostrar que el aborto forzado era una política de las FARC”, explicó en su momento el fiscal general de Colombia, Eduardo Montealegre.

Deja un comentario