CASOS DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

noviembre 8, 2016 3:39 pm

Carlos Fradique Por: Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia
DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (110)
En este espacio de nuestro Diplomado en Educación para la Vida en Familia me refiero a eventos en los que se genera violencia contra las mujeres y de contera contra los hijos
Ensayemos a reconstruir la lista desde el comienzo de la vida hasta la muerte. Para completarla necesito la ayuda de los amables lectores.

I

Los progenitores irresponsables no planean el embarazo y no cuentan con lo mínimo necesario para satisfacer las necesidades de sus hijos e hijas y de esta manera comienzan haciendo daño a su prole. Engendrar una hija sin que pueda recibir los cuidados maternos durante la gestación es un acto grave de violencia. Lo más probable es que no esté bien nutrida, que no tenga atención médica, que no tenga un entorno aseado y decente porque su mamá no es limpia en su casa, no cuida su cuerpo, puede fumar y dañar el medio ambiente, o ingerir licor e ir formando malos hábitos de vida en su hija. Y claro que el papá también es corresponsable. Y si a esto agregamos un ambiente de tensión, grotesco, violento, matizado con música de baja calidad en su letra y en su melodía sumamos demasiada violencia contra la bebé que está por nacer. Y si la mamá toma la opción de abortar, el daño es gravísimo. Y el papá es cómplice. Y si al nacer no hay médico que atienda el parto y si el padre no es conocido o abandonó a la hija o los padres han estado durante todo el tiempo de gestación peleándose, haciéndose reclamos y al final nace sin padres que asuman su responsabilidad y si el progenitor no lo reconoce la bebé vivirá bajo entorno de violencia. Pero con todo, hay casos en los que el papá es un truhan y es mejor que no reconozca a su bebé. Y también se da el caso de la madre egoísta que asume que es fuerte y valerosa si tiene una hija y se arroga la crianza negando a su bebé el derecho a saber por lo menos quien es su padre. Y si a este cuadro agregamos la lista los padres que abandonan a sus hijos en la calle, entonces estamos frente a niñas violentadas desde antes de ser engendradas. La semana entrante seguiré con la violencia en la infancia.

II
Las causas que generan violencia contra la mujer son entre otras las siguientes: La deficiente educación, es decir, la falta de valores morales, sociales y familiares. Y agreguemos la falta de información seria, sólida, constructiva sobre la vida sexual de las personas. No hablo de la invitación temprana a tener sexo, sino del conocimiento respetuoso del cuerpo humano en una sociedad que gira con vehemencia en torno a la sexualidad.
La falta de políticas de Gobierno para proclamar con clases, carteles, conferencias por todos los medios, que lleguen a todos los hogares y a todas las personas que la progenitura responsable demanda personas que cuenten con lo mínimo necesario para garantizar los derechos fundamentales de un hijo e hija. Bajo estos parámetros, el primer hijo se podría engendrar entre los 23 y 25 años de edad. Antes de esta edad es una locura, un lanzarse a la vida sin ninguna protección y dar vida a una personita que se expone a sufrir y a formar parte de quienes no logran ni siquiera una mediana calidad de vida.
La falta de autosuficiencia económica por parte de la mujer. La mujer que depende de los recursos de un hombre o de otra persona se expone a soportar el insulto, la violencia de su falso protector y hasta permite un grado censurable de esclavitud. Y no solo es esclava económica, sino también esclava sexual. La dependencia económica permite todas las demás humillaciones de la vida en pareja.
La ineficacia de las autoridades para prevenir y llegado el caso para castigar a los violentos. Y no es raro que la misma autoridad revictimice a la mujer agredida y la haga sentir culpable. Necesitamos una política de Estado de plena prevención. No es necesario que haya cárcel perpetua para el agresor. Lo importante es que haya menos agresores y por supuesto menos mujeres agredidas.
Y digamos por ahora que la mujer debe evitar la exposición a la violencia. Hay que evitar caer en la boca del lobo. No hay que desafiar al agresor porque reaccionará violentamente. Hay que evitarlo y alejarlo de la mujer que corra peligro.
Sigamos sembrando la paz, el amor y la concordia en los hogares y familias para tener paz, amor y concordia en Colombia.

Bogotá, 7 de octubre al 13 de noviembre de 2016.

Envíe sus comentarios y consultas a carlosfradiquem@outlook.com
Twitter @fradiquecarlos Blog: www.ElComPAZ.com
Telf 3153374680

Deja un comentario