Cruel muerte de un oso de anteojos cerca a Chingaza

marzo 19, 2017 8:35 pm

Tags de esta nota:


Las autoridades ambientales de Cundinamarca, en coordinación con la Policía, tratan de establecer las circunstancias en las que un oso andino fue asesinado, al parecer, por cazadores furtivos en el municipio de Fómeque.

La muerte de la especie en vía de extinción, al parecer, fue por cazadores. Autoridades hicieron el levantamiento del cuerpo para iniciar investigaciones.

A través de un comunicado, parques nacionales naturales y corporaciones autónomas regionales repudiaron el crimen y afirman que esperan identificar al responsable.

El 21 enero de 2016 un oso también fue asesinado en la vereda Córdoba del municipio de Junín, Cundinamarca, y tras varias semanas de investigaciones, su responsable fue capturado y judicializado.

El hecho fue dado a conocer este domingo por Parques Nacionales que, junto a la Alcaldía de Fómeque, y la Corporación Autónoma Regional del Guavio, emitió un comunicado en el que expresa su rechazo e indignación por los hechos que rodearon la muerte del animal, cuyo cuerpo fue hallado en inmediaciones del Parque Nacional Chingaza.

El ejemplar, un oso macho adulto de aproximadamente 10 a 12 años, con un peso promedio de 100 kg, fue hallado muerto sobre un afluente de la quebrada el Raudal, presentando varios signos de disparo.

De acuerdo con las autoridades, el cuerpo sin vida del oso fue encontrado el pasado viernes y hasta este sábado pudo ser recuperado. El animal se encontraba sobre los 3.100 metros de altura entre las veredas Quebrada Blanca y Chinia, en una zona declarada como Complejo del Páramo de Chingaza.

“El cuerpo del individuo fue hallado mientras las autoridades ambientales y municipales, en compañía de la Policía Nacional, realizaban un recorrido por la zona, acudiendo a informaciones de la presencia de cazadores y reportes de posibles eventos de predación al ganado doméstico por el oso”, explicó Parques Nacionales.

El organismo recordó que el oso andino es una especie protegida y declarada en peligro de extinción, por lo que advirtió de casos de cacería en ecosistemas de Bosque Alto Andino y Páramo. Ya están en marcha las pesquisas para dar con los responsables del hecho.

“Las entidades ambientales, territoriales y policivas manifiestan su enérgico rechazo frente a este nuevo evento de cacería en el macizo de Chingaza, región donde se han realizado desde hace más de 10 años esfuerzos en conjunto con las comunidades sobre la conservación del oso andino”, precisó Parques Nacionales.

Las autoridades regionales recordaron que, ante la presencia de individuos de oso andino en sus predios, informen de manera inmediata y oportuna para que se puedan tomar las respectivas acciones y así evitar actos que atenten contra la fauna silvestre, pues esto constituye un delito ambiental, que acarrea hasta tres años de cárcel.

Parques Nacionales hizo un llamado a las comunidades que viven en zonas cercanas a los parques para que no atenten contra la fauna silvestre que se encuentra en estas áreas y recordó que “atentar contra ella es un delito”.

“La Alcaldía Municipal de Fómeque, Corpoguavio y Parques Nacionales hacen un llamado a entender que frente a posibles ataques del oso a especies domésticas como el ganado vacuno, la culpa no es de la fauna silvestre; dado que estas situaciones se presentan por la transformación y ocupación indebida de su hábitat natural y la tenencia inadecuada del ganado”, expresó la entidad ambiental, que resaltó que estos aspectos ponen en riesgo a la única especie de oso en Colombia.

Quien atente contra la fauna silvestre en Colombia incurre en un delito ambiental, de acuerdo a la Ley 1774 de 2016, y será castigado con una pena de 12 a 36 meses de prisión. Además, deberá pagar una multa de cinco a sesenta 60 salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Municipio de Fómeque
Corpoguavio
Parque Nacional Chingaza
Oso Andino

Deja un comentario