El sector courier en Colombia

enero 16, 2019 7:25 pm

Por: Luis Eduardo Forero Medina
En los últimos tiempos la mensajería ha evolucionado desde los albores de la independencia, cuando empezó rudimentariamente con la recomendada de documentos, paquetes y mercancías a “propios”; hasta hoy cuando ese servicio promete hasta entregas en la luna; trabajan “ con los mejores tiempos de entrega del mercado” o lo hacen “ sin tanta prisa”.

En la segunda mitad del siglo XX con la creación del Ministerio de Comunicaciones en 1953 (MinTic desde 2009) , el negocio de correo fue monopolizado por el Estado a través de la Administración Postal Nacional – Adpostal; suprimida dos años después en razón a normas sobre reducción del gasto público, y restablecida nuevamente en 1966 por disposición de la Corte Suprema de Justicia. En 2006 Adpostal entró en liquidación y reemplazada por 4-72, cuyos principales clientes son las entidades estatales y envíos desde el exterior. En esos eventos incluir el código postal y una declaración completa y verdadera de la remesa, es la mejor decisión para evitarse inconvenientes v.gr. con la Aduana o la Dian.

Con 4-72, cuyo nombre fue tomado por la posición geográfica de Colombia, las empresas con mayor cobertura en el territorio nacional son Servientrega, Coordinadora, Deprisa, Envía Colvanes, EMS, DHL, FedEx, TCC entre otras. Varias de las menos de dos centenares de empresas de mensajería especializada registradas en el Ministerio Tic, en las que imperaría lo que algunos han llamado la “guerra del centavo” de tarifas, cuentan con capacidad logística para llegar a más de 220 países, y desde estos hacia Colombia; transportando todo, “desde pequeñas criaturas adorables hasta envíos monumentales”; paquetes de alto valor, correo certificado; correo normal, tulas de seguridad, correo electrónico certificado, billetes de lotería no vendidos y objetos postales hasta de 5 kilogramos por el sistema de servicio postal urgente. Otras modalidades de Courier son el equipaje no acompañado, menaje y la importación ordinaria; sin embargo la tendencia del sector es limitar el peso máximo permitido. Algunas se consideran que no son simples entregadoras de paquetes; adelantan diligencias, gestiones, mandados y llevan carga masiva; con un solo objetivo, llevar felicidad a las personas todos los días; en ágiles flotas áreas, de motos y camiones que recogen y entregan su paquete sin costo adicional. Algunas empresas de mensajería han venido incluyendo paquetes adicionales como giros, venta de soat y servicio de empaque.

Mayor felicidad si la remisión es el mismo día de la compra, es otra de las técnicas de mercadeo que se utiliza; eventos en los que sus protagonistas, los mensajeros no tienen tiempo ni de comer; se les monitorea permanentemente por WhatsApp con el propósito de confirmar entregas. Algunos heraldos deben llegar en menos de 25 minutos a la dirección asignada. Los negocios de alimentos, licores, viajes y ventas minoritas, son las de mayor demanda de mensajería. A las empresas formales de este sector, que desde 1993 deben contar con una concesión o licencia, siempre se la han unido en la carrera personas o denominados negocios no certificados. El atractivo es la facturación de las empresas de mensajería y paquetería; el “paquete chileno” del sector se da además cuando pese a los controles embarcan mercancía prohibida o peligrosa, la demora en la entrega por derrumbes, o porque se “pierden” los envíos.
Igualmente el clúster reunido en la Asociación Colombiana de Empresas de Mensajería (Aserco), está acompañado de plataformas que ofrecen conexión con conductores de motos, autos y de bicis que se encargan de entregar los despachos como un rayo. En el top 1 de los elementos clásicos dentro de las empresas que sobreviven a la digitalización, está el e-mail y la mensajería online, de acuerdo a Interempresas.
Los sectores logístico y de transporte de Bogotá Región reúnen a 10.535 empresas que corresponde a un 35% del total nacional, genera alrededor de 149 000 empleos directos y sus ventas ascienden a cerca de $14 billones de pesos cada año, indicó la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB). Se busca convertir a Bogotá Región en el principal hub logístico innovador de América Latina.
@luforero4

Deja un comentario