Ordenan captura del expresidente peruano Pedro Pablo Kuczynski por corrupción

abril 10, 2019 10:27 am

–Un juez anticorrupción ordenó este miércoles la detención por 10 días del expresidente neoliberal Pedro Pablo Kuczynski, investigado por posible lavado de activos, medida dictada para reunir pruebas en su contra.

La medida motivó sorpresa pues el pedido de detención preliminar, que abre la posibilidad de una prisión preventiva más prolongada del exgobernante de 81 años que renunció al cargo en marzo de 2018 por graves indicios de corrupción y que estaba prohibido de salir del país por las pesquisas.

La decisión del juez José Luis Chávez, especializado en crimen organizado y corrupción de funcionarios, causó sorpresa porque no se había hecho público el pedido de detención presentado por el drástico fiscal José Pérez.

El magistrado ordenó además la detención de la secretaria de Kuzcysnki, Gloria Kisic y su chofer, José Luis Bernaola, y el allanamiento de tres viviendas entre ellas las de ambos, y un nuevo registro de la casa del exgobernante, en busca de documentos relacionados con el caso.

Mientras la vicepresidenta de la República, Mercedes Aráoz, y parlamentarios elegidos por el partido de Kuczynski criticaron la medida como un abuso o un exceso, alegando que ya estaba prohibido de salir del país y colaboraba con las pesquisas.

El abogado del exmandatario, Renzo Miranda, cuestionó también la detención como arbitraria y dijo que su cliente colaboró con la justicia y hasta aportó documentos e informaciones sobre el caso, que la fiscalía no había obtenido ni considerado.

Sin embargo, el prestigioso exfiscal anticorrupción Avelino Guillén negó que la orden de arresto sea un abuso, pues está contemplada en el código procesal penal.

Advirtió que en el caso no hay persecución política, pues la detención fue solicitada por la fiscalía y ordenada por el poder judicial, que son independentes y ajenos al gobierno.

El parlamentario progresista Manuel Dammert consideró pertinente la detención y justificada y dijo que había ya suficientes pruebas contra Kuczynski y es de esperar que se encuentran más pruebas en los allanamientos.

Similar criterio manifestó el legisladora Humberto Morales, también progresista, quien pronosticó que tras los diez días de detención, seguramente la fiscalía pedirá la prisión preventiva, mucho más prolongada y que puede llegar a 36 meses.

La congresista neoliberal Rosa Bartra, que presidió una comisión que investigó entre otros casos el de Kuczynski, dijo que esta pesquisa encontró pruebas contundentes que lo incriminan.

El abogado Miranda alegó por otra parte que las entidades financieras con las que operó Kuczynski acreditan que sus depósitos y operaciones son lícitas y sostuvo que es falso que, como sostiene la hipótesis de la fiscalía, su cliente recibió fondos de la empresa brasileña Odebrecht como soborno encubierto.

Se refirió así a que los cargos más graves por los que Kuczynski es investigado se relacionan con consultorías financieras de una empresa de Kuczynski pagadas por Odebrecht cuando este era ministro del gobierno neoliberal del hoy prófugo Alejandro Toledo.

La presunción se fundamenta en el hecho que Kuczynski tomó o influyó en decisiones que allanaban dificultades legales para contratos con Odebrecht para obras públicas como dos tramos de la carretera bioceánica entre el sur peruano y Brasil.

El exgobernante estuvo a punto de ser vacado (destituido) por ese caso en diciembre de 2017 y tuvo que renunciar por un escándalo político relacionado con el mismo, en marzo de 2018, cuando lo reemplazó el actual presidente, Martín Vizcarra. (Información Prensa Latina).

Deja un comentario