Cadena productiva del vidrio

mayo 5, 2019 11:04 am

Por: Luis Eduardo Forero Medina
Pedro Luis y Darío Restrepo Botero (Peldar) dos hermanos paisas que le compraron a un viejito un lote en lo plano para construir una casa de campo y el viejito solo les dijo que vendía pero con todo y loma y negociaron casi con encime la loma, la loma del material con la que hacen el vidrio; de esta manera narraron en Zipaquirá (Cundinamarca) el origen de Peldar, hoy de propiedad mayoritaria de O.I. (Owens- Illinois), el fabricante de envases de vidrio más grande del mundo, y de la OAL; principales productores entre las más de cien empresas de ese sector en el país; todas con la ventaja única frente a otros clúster de la economía, que la industria del vidrio tiene a la mano la materia prima, prácticamente infinita, apoyando de esta manera a las economías locales.

La materia prima del vidrio es piedra caliza, casco de vidrio, arena de sílice y carbonato de sodio; que se mezclan y llevan a un horno de fusión con temperaturas que pueden llegar a los 1.000º centígrados, en instalaciones donde laboran en proceso continuo o discontinuo. En las fábricas que producen vidrio plano con máquinas automáticas, el número de horas de trabajo no puede exceder de un promedio de cuarenta y dos horas por semana, de acuerdo a Convenio sobre las fábricas de vidrio, 1934 (núm. 43) de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
En Colombia la industria del vidrio está entre las siete manufactureras con mayor crecimiento, con un 6%, por las múltiples credenciales que tiene el cristal: es el envase más ecológico, es multiusos dependiendo de la imaginación; es 100% reciclable y reutilizable. Una botella de vidrio retornable se reutiliza unas 40 veces, y después se recicla obteniendo un nuevo envase. Según la encuesta Friends of Glass, el muro europeo de consumidores en pro de los alimentos y bebidas envasados en vidrio, 3 de cada 4 europeos señala al vidrio como el material más respetuoso con el océano.
En Cogua, Cundinamarca, funciona la única planta en el mundo de vidrio plano; este tipo de material tiende a sustituir lentamente a la madera por su fibra temperamental y a los tradicionales ladrillos y la piedra por su dureza; elementos que desaparecen poco a poco en la construcción de aeropuertos y edificios residenciales, industriales y comerciales. La industria automotriz, construcción, electrodomésticos, farmacéutica, laboratorio, alimentos, bebidas, licoreras, decoración tienen al vidrio plano como uno de sus mejores aliados en el mercado; convirtiéndose el vidrio en el mejor ejemplo de la economía circular. A otro nivel el vidrio en otra presentación como el vidrio blindado, inventado por causalidad, ha salvado miles de vidas. En Barranquilla como un homenaje al vidrio, durante los juegos Centroamericanos fue inaugurada La Ventana al mundo, una estructura de 50 metros de altura en la rotonda de la vía 40.
Los no tan amigos del sector son la “guerra de los envases”: de plástico, las latas y el brik (envase de cartón, plástico polietileno y aluminio), y recipientes alternativos en general contra los de vidrio, prevaleciendo el cristal. Igualmente la afectación al medio ambiente por los gases perjudiciales que se generan en la producción. Una imagen de un humo oscuro que salió de la planta de Envigado, Antioquia, sigue siendo utilizada indebidamente para recrear textos sobre contaminación ambiental. Esa planta que ocupó por siete décadas un área de 78.000 metros cuadrados; fue trasladada a Zipaquirá, reactivando el boom vidriero.
La investigación en el sector del vidrio desde que lo inventó el hombre primitivo, ha evolucionado creando envases más ligeros; vidrios que al romperse se pulverizan evitando accidentes mayores. Actualmente los estudios se dirigen a idear mecanismos para reducir costos, incursionar en novedades como vidrios de alta resistencia a todo, el vidrio retornable; vidrios inteligentes para la envoltura de edificios, interiores y vehículos; soluciones avanzadas para automóviles en parabrisas, recubrimientos, cristales laterales laminados y acristalamiento de techo; entre otros. En Glasstec , la mayor feria internacional del sector, en su última edición en la que participaron 90 países, se mostró que en el futuro, “el vidrio desempeñará un rol más importante del que ya tiene en los más diversos mundos del trabajo y de la vida cotidiana”. De acuerdo a las previsiones, el mercado mundial de vidrio plano superará los $ 130 mil millones en 2024.
Colombia importa y exporta vidrio; lleva hacia Estados Unidos, Venezuela, Ecuador y Perú; y el déficit de producción nacional lo surte de China, EE.UU., Brasil y Francia. El sector es liderado mundialmente por la mencionada estadounidense O.I. ; las españolas Veralia, fundada en 2010 y Vidrala en 1965, la portuguesa Barbosa Alemeida; Saint Gobain; la mexicana Vitro fundada en 1909 y Tecnoglass. La red proporciona una base de datos en un mapa que muestra las compañías productoras de vidrio en el mundo; destacando Colombia y centroamericana en el continente. En Europa, Alemania, Italia, Reino Unido y España son los principales fabricantes de envases de vidrio.

En el país la industria vidriera está instalada principalmente en Cundinamarca: Soacha, Tocancipá Cogua y Zipaquirá; municipio éste en donde recientemente se instalaron hornos de 10 y 12 secciones que producen 480 botellas por minuto, indicó Ismael León, pensionado de Peldar.

@luforero4

Deja un comentario