Procuraduría inició seguimiento a la atención de salud que recibe la comunidad LGBTI en Bogotá

junio 8, 2020 9:02 am

–Un proceso de vigilancia y seguimiento a los hechos que rodearon la muerte de Alejandra Monocuco, el pasado 29 de mayo, inició la Procuraduría General de la Nación, la cual solicitó a la Secretaría Distrital de Salud iniciar una investigación para establecer por qué la ciudadana no fue trasladada a un centro médico y por qué frente a su deceso no se aplicaron los protocolos establecidos para el manejo de cadáveres en caso de sospecha de Covid-19.

El Ministerio Público busca establecer los hechos denunciados por la Red Comunitaria Trans, según los cuales, la ambulancia solicitada para atender la emergencia médica que presentaba la ciudadana habría tardado más de una hora en llegar al lugar, y pese a las dificultades respiratorias y al conocer que era portadora de VIH no se dieron las órdenes de traslado a un hospital, lo que obligó a realizar una segunda llamada que cuando fue atendida la paciente no presentaba signos vitales.

De acuerdo con la RCT, el cuerpo de la señora Alejandra Monocuco habría permanecido allí 14 horas en el lugar de su fallecimiento, sin que al parecer se hubieran aplicado los protocolos de bioseguridad exigidos por el riesgo de contagio de covid-19.

Así mismo, se busca establecer si con ocasión de la emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus se estaría presentando una violación de los derechos de las minorías, particularmente de las personas trans y la comunidad LGBTI, en general, y si ha existido discriminación para la prestación de los servicios de salud.

Entre las pruebas ordenadas se solicitó a la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá la bitácora de la actuación desplegada una vez el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias conoció la llamada con el reporte de emergencia.

También solicitó información sobre los protocolos establecidos para garantizar los derechos humanos y la diversidad de género y sexual de los usuarios del sistema de salud en la capital, y los seguimientos para evitar actos de negligencia o discriminación por parte de los funcionarios del CRUE o la red hospitalaria.

La Procuraduría recordó que la salud es un derecho que no admite ningún tipo de discriminación, exhortó a la Secretaría Distrital de Salud de Bogotá a adelantar programas de sensibilización con enfoque diferencial, interseccional y de género, para prevenir hechos de segregación, e invitó a los servidores públicos y prestadores del servicio a respetar los derechos humanos de todos los pacientes, en especial de las personas tradicionalmente discriminadas, para que puedan ejercerlos en condiciones de dignidad.

A propósito del tema, la Secretaría de Seguridad de Bogotá, emitió el siguiente comunicado:

Desde el día 2 de junio, cuando las autoridades distritales conocieron el caso del presunto suicidio de LEIDY JOHANNA ARÉVALO GONZÁLEZ de 27 años, se inició el proceso de acompañamiento familiar para ampliar la información de la situación.

Mientras que la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia informó que la Fiscalía General de la Nación asumió el caso para investigar las circunstancias que rodearon este lamentable hecho, a través de la Secretaría de Integración Social y con base en la información entregada por sus familiares, se conoció que Leidy Johanna, desde hace algunos años, había recurrido a las líneas de apoyo sicológico, manifestando diferentes situaciones de violencia.

También que, según lo relatado, recientemente habría sido víctima de un caso de abuso sexual por lo que la familia solicitó apoyo para adelantar la respectiva denuncia ante la Fiscalía General de la Nación. La denuncia permitirá investigar el caso de abuso sexual que señala la familia y determinar las causas que provocaron el fallecimiento de Leidy Johanna.

El Distrito en su conjunto ha realizado las verificaciones necesarias para garantizar el correcto acompañamiento a su familia. Como resultado se puede informar que:

-Las Secretarías de Integración Social y de la Mujer acompañarán esta semana la diligencia de custodia de sus tres hijos, ante el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. La abogada de la familia de Leidy será de la Secretaría de la Mujer.

-Los hijos de Leidy están escolarizados a través de la Secretaría de Educación y se prestará el servicio de orientación en aula que se requiera para apoyarlos en su proceso educativo.

-Se ofreció auxilio funerario a la familia de Leidy, pero no lo consideraron necesario ya que tenían el servicio cubierto a través de una póliza, que pagaban por medio de un recibo de servicio público.

-Como la investigación de una situación de violencia sexual apenas empieza, la Secretaría de la Mujer designó una abogada de la Estrategia de Justicia de Género para acompañar a la familia en el proceso de la búsqueda de justicia frente a estos hechos.

Frente a la situación de violencias en el ámbito comunitario que vivía Leidy, la Secretaría de Seguridad advirtió que nada justifica el acoso, el hostigamiento o cualquier tipo de violencia contra la mujer.

El Distrito recuerda que para denunciar cualquier tipo de violencia existe la línea púrpura 01800 112 137 que está disponible 24 horas, 7 días a la semana, de manera gratuita.

Deja un comentario