Ciclista Carlos Sastre conquistó el mítico Alpe D’Huez

El español Carlos Sastre se impuso en la decimosétima etapa del Tour de Francia, de 210 kilómetros de recorrido y con tres puertos de especial categoría, el último, el mítico Alpe D’Huez. Así Sastre da un importate paso para hecerse con el tour de Francia en su versión 2008.

La carrera ha comenzado con varios intentos de fuga y con un ritmo alto que ha provocado la fuga del español Rubén Pérez (Euskaltel), junto al incombustible Stefan Schumacher, Meter Velitis y Remy Di Gregorio, que se descolgó antes de comenzar la subida del Col de la Croix de Fer y los otros tres fueron neutralizados en la última parte de la carrera, junto a Jérome Pineau, que aguantó con el eslovaco hasta la última ascensión.

Pero sin duda el plato fuerte de la etapa llegó a falta de trece kilómetros para el final, cuando los corredores afrontaron el puerto de especial categoría, Alpe D’Huez, momento en el que los grandes escaladores deberían aprovechar la oportunidad para agitar la carrera. Y los primeros en mostrar sus intenciones fueron Carlos Satre y Denis Menchov, que ocuparon las primeras posiciones del grupo para saltar en los primeros metros del puerto.

A partir de ahí, el corredor formado en El Barraco tiró con todas sus fuerzas, consciente que tan sólo le separaban 49 segundos para enfundarse el maillot amarillo, que hasta hoy portaba su compañero de equipo Frank Schleck. Fue en los últimos diez kilómetros cuando los nervios salieron a flote en el grupo de favoritos con ataques sin sentido por parte de los hermanos Schleck, que provocaron el enganche del ruso Menchov con el grupo de los mejores.