Militares derrocan al Gobierno de Mauritania

Mauritania

En medio de una grave crisis política y tras haberse modificado la cúpula militar del país de Mauritania, un grupo de generales rebeldes arrestó al presidente y al primer ministro, asestando un golpe de Estado.

Los militares tomaron el palacio presidencial y varios edificios estatales en Nuakchot, la capital mauritana, tras la destitución del jefe de Estado Mayor del Ejército, Mohamed el Ghazuani, y el jefe de la Guardia Presidencial, Mohamed Uld Abdelaziz. El gobernante había reorganizado asimismo la dirección de la gendarmería y de la guardia nacional.

«Los agentes de la Guardia Presidencial [BASEP, en inglés] vinieron a nuestra casa sobre las 09.20 horas [11.20 en la España peninsular] y se llevaron a mi padre», confirmó la hija de Sidi Mohamed Uld Cheij Abdallahi, nombrado jefe de Estado en 2007.

Los golpistas anunciaron a través de un comunicado la creación de un «Consejo de Estado» presidido por el ex jefe de la Guardia Presidencial. Un portavoz de Abdallahi calificó el derrocamiento como un «golpe de Estado contra la legitimidad» y acusó a los mandos destituidos de estar detrás de las detenciones.

El primer presidente elegido democráticamente desde la independencia de la ex colonia francesa en 1960 se encuentra en un lugar desconocido, mientras que el primer ministro, Yahya Uld Ahmed El Waghev, está retenido en un cuartel. Entre los arrestados figura también el ministro de Interior.

Por otro lado, la sede de la cadena de televisión pública dejó de emitir su programación tras ser rodeada por miembros del Ejército, según Al Yazira.