Dos campesinos muertos deja marcha que se de adelanta en el Valle. Suspendida la marcha

octubre 22, 2008 5:40 am

Dos personas murieron hoy en un confuso incidente protagonizado por agricultores y policías en la carretera que une las ciudades de Popayán y Cali, en la vía por la que transcurre una marcha indígena de protesta.

El suceso se registró en la zona rural de Villa Rica, en el Cauca, donde está prevista en los próximos días una parada de los miles de indígenas que hoy emprendieron su recorrido desde el resguardo indio de La María, en la localidad de Piedamó.

Al parecer, los hechos se desencadenaron cuando unos 500 agricultores, entre mestizos e indígenas, intentaron bloquear el tramo de la Carretera Panamericana que atraviesa Villa Rica.

En conversación telefónica desde Santander de Quilichao, el consejero aborigen Ezequiel Vitonás afirmó que «un agricultor fue asesinado en una arremetida del ESMAD (Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía Nacional)».

«No tengo detalles de lo ocurrido», agregó Vitonás, que conforma el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), convocante de «La marcha por la dignidad de los pueblos», que deberá llegar a Cali el fin de semana próximo.

El consejero dijo que la zona del incidente está ocupada desde hace varios días por agricultores afiliados a la federación sindical agraria Fensuagro, que son la mayoría mestizos, pero también indígenas que viven fuera de los resguardos nativos.

Asimismo dejó claro que esta movilización no forma parte de la marcha organizada por el CRIC y la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN).

La muerte de los campesinos, fue confirmada por el comandante del ESMAD, el coronel Jorge Enrique Cartagena.

«Me informan que ubicaron un indígena que está muerto», aclaró el jefe policial.

En contra de lo relatado por el dirigente indígena, Cartagena manifestó a la prensa que la víctima perdió la vida cuando estalló un explosivo de baja potencia que portaba en una bolsa.

No obstante, reconoció que el incidente se registró en medio de una operación de desbloqueo de la carretera por parte del ESMAD y del Escuadrón Móvil de Carabineros (EMCAR).

Mientras tanto, unos 8.000 indígenas se dirigen de La María hacia Cali, a través de la Panamericana, con el fin de reclamar sus tierras ancestrales y denunciar los asesinatos de miembros de sus comunidades en los últimos años.

Suspendida la marcha indígena

Para esperar la llegada de las delegaciones de los departamentos de Huila y Nariño, -unos 1.000 campesinos e indígenas más- fue suspendida esta noche la movilización de los aborígenes que inició esta mañana en La María (Piendamó, departamento del Cauca) y que tiene como fin el municipio de Cali.

Se calcula que son unos 10.000 indígenas los que marchan hacia Cali en reclamo de sus tierras y por la violencia en contra de sus comunidades. Hoy, en un confuso hecho murieron dos aborígenes que marchaban en apoyo a la protesta.

El consejero del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), Feliciano Valencia, señaló que «la marcha por la dignidad de los pueblos» inició en un caserío del municipio de Piendamó y continuará en las próximas horas hasta llegar a Cali.

«Iniciamos unas 8.000 personas en La María (Piendamó, departamento del Cauca), pero sobre la vía se nos está uniendo la población. Cualquier situación la coordinará y controlará la guardia indígena», dijo Valencia al señalar que pasarán la noche de este martes en el poblado de Santander de Quilichao.

Los comentarios están cerrados.