Gobierno avanza en misión de liberación de seis secuestrados

El alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, se reunió este jueves con delegados del movimiento Colombianos por la Paz para precisar los detalles que garanticen el regreso a casa de dos políticos y cuatro uniformados que las FARC anunciaron que liberarán unilateralmente.

Restrepo sostuvo un encuentro de hora y media en la Casa de Nariño con Alfer Rojas, director del Instituto de Pensamiento Liberal, y Olga Sánchez, directora de la Casa de la Mujer.

A la salida de la reunión, Sánchez consideró «creo que todas las partes (Gobierno y guerrilla) han cedido y eso es muy importante».

Por su parte, Rojas señaló que con estas conversaciones se buscan «avances en la precisión de mecanismos para garantizar una liberación que tenga todas las seguridades y que esté rodeada de garantías democráticas».

Tras el encuentro del Gobierno con la senadora liberal Piedad Córdoba, a quien las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) le solicitaron encabezar el grupo de recepción de los rehenes, se han dado otras reuniones, todas con el fin de garantizar el éxito de esta misión.

Uno de los encuentros se dio este miércoles entre el delegado del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Colombia, Christophe Beney, y la congresista opositora.

La cita se realizó en medio de la total discreción de las partes y tras la autorización del Gobierno para que el CICR y Córdoba participen en la entrega de los cautivos.

El encuentro duró poco más de una hora y ambas partes consideraron como positiva la reunión, aunque ninguno ofreció detalles sobre lo conversado.

El CICR consideró que todo el proceso se debe manejar con máxima prudencia y que lo más importante es que los retenidos recuperen cuanto antes su libertad.

Las FARC estimaron en una carta «insuficiente» la participación del CICR en la anunciada liberación de seis rehenes y exigen la presencia de una personalidad extranjera, un representante del movimiento Colombianos por la Paz y la senadora Córdoba.

La directora de la Casa de la Mujer señaló que se analizan nombres de personas integrantes de ese movimiento para acompañar a la misión que recibirá a los cautivos, entre los que se cuenta los del periodista Jorge Enrique Botero.

«Muchas personas como Jorge Enrique han venido apoyando e impulsando este proceso, es una decisión que no se ha tomado y cualquiera de las personas del grupo de Colombianos por la Paz estaría bien en la delegación», dijo.

Las FARC anunciaron el pasado 21 de diciembre que liberarán, de manera unilateral, a los políticos Alan Jara y Sigifredo López, así como a tres policías y un soldado que no han identificado y que serán entregados en dos grupos.

Efe