Acusan a Barack Obama de ser el anticristo

Luego de ser elegido como presidente de los Estados Unidos, muchas son las especulaciones, en todos los aspectos, que se hacen acerca del periodo presidencial de Barack Obama. Unas muy serias dedicadas a temas espinosos como la economía mundial. Otras más superfluas como las que afirman que Obama sería el mismo anticristo.

Una búsqueda en Google con los términos “Obama Antichrist” devuelve casi un millón de resultados. Las referencias en este sentido se han ido multiplicando de forma exponencial después de que el número ganador de la lotería de Illinois -el estado de Obama- recayera en el Número de la Bestia, el 666. Esta sería una prueba para los fanáticos religiosos.

Sumemos a lo anterior las decenas de blogs dedicados al tema, que hacen temblar a los lectores con las recientes e inquietantes apelaciones de los líderes internacionales a un “nuevo orden mundial”, aparentemente para la economía y los mercados crediticios, que enmarcan la llegada de Obama a la Casa Blanca. Precisamente el “nuevo orden mundial” es utilizado en el apocalipsis para anunciar la llegada del anticristo.

Como no hay predicción que esté ajena al nombre de Nostradamus, está la supuesta nueva interpretación de la cuarteta número 243 dada por el profesor del Instituto Smithsoniano, Eugene Randell, en donde se advertiría el importante cambio histórico del Gran Imperio por la dación de poder a un “negro”, originario de esclavos.

La profecía dice: “El gran imperio se transformará de la nada. El todopoderoso por más de 400 años. Gran poder dado al negro, originario de los esclavos. El Aryana no se satisfará del todo.”

En este caso, Aryana significaría en idioma persa “persona bella del Este”, que es una palabra sinónima para el vocablo africano-hebreo “Barack”, que quiere decir “bendito”.
Otra de las profecías intentarían vincular a Barack Obama con el Anticristo, se debe a la profecía de la Centuria II, cuarteta 62, en la que se hace referencia al hijo del demonio y cuya aparición daría paso a la Tercera Guerra Mundial.

“Mabus pronto entonces morirá, llegará. De gente y bestias una horrible derrota. Luego de golpe la venganza se verá, Ciento, mano, sed, hambre, cuando corra el cometa.”
En este caso, se dice que Mabus sería el anagrama de Obama Barack Hussein. Según estos textos la palabra se formaría de la siguiente división y posterior conjunción:

Oba(MA) + (B)arack + H(US)sein
Otro anagrama está a la orden fanática:
Obama (MA)– Bush (BUS)

Otro dato cierto es que Obama nació en Honolulú, que está a 21,6 grados de latitud, que es igual a 216, el resultado de multiplicar 6 x 6 x 6, el número de la bestia.

Retómenos las dos últimas palabras del párrafo anterior, “la bestia”. La Bestia precisamente es como fue bautizado la nueva limusina del presidente de los Estados Unidos. Mitad coche de lujo, mitad vehículo acorazado, esta limusina está acondicionada para proteger al presidente de cualquier tipo de ataque, incluido un atentado con armamento químico, ya que el interior está totalmente sellado y sus puertas tienen 20 centímetros de grosor.

No pueden faltar las explicaciones matemáticas. Suponiendo que cada letra del alfabeto internacional tiene un valor numérico según su orden, podemos darle valor numérico a un nombre, vean la siguiente tabla del valor numérico de cada letra:

A = 1, B = 2, C = 3, D = 4, E = 5, F = 6, G = 7, H = 8, I = 9, J = 10, K = 11, L = 12, M = 13, N = 14, O = 15, P = 16, Q = 17, R = 18, S = 19, T = 20, U = 21, V = 22, W = 23, X = 24, Y = 25 Z = 26

Entonces, hagamos cuentas con el nombre del virtual presidente gringo

B, A, R, A, K = 2, 1, 18, 1, 11
O, B, A, M, A = 15, 2, 1, 13, 1

Sumemos el nombre 2+1+18+1+11= 33
Sumemos el apellido: 15+2+1+13+1= 32

Osea: Barak = 33 Obama = 32
Barak Obama = 3332

Esto no nos dice nada, pero ahora, si multiplicamos los tres primeros números por el último así: 333 x 2 obtendremos un resultado muy interesante, veamos:

333 x 2 = 666, el número de la bestia. (Claro que la multiplicación se pudo haber hecho de cualquier otra forma, y su resultado sería completamente diferente).

Alejémonos ahora de los números y de los profetas europeos. Retomemos los nuestro, que para el caso y más cercano serían las 12 profecías mayas. Según la primera de ellas, en el año 2012 el Sol recibirá un rayo sincronizador del centro de la galaxia con el que se iniciará un nuevo ciclo. Será el fin del mundo de materialismo y destrucción en que vivimos y el inicio de una nueva etapa de respeto y armonía. Antes de ese día, la humanidad deberá optar entre desaparecer como especie pensante que atenta contra el planeta o evolucionar hacia una nueva Era de integración con el resto del Universo.

Cabe decir que el 2012 en el año cuando precisamente acaba “la era Obama”, como muchs la han catalogado.

Alejados de fanatismos y creencias, como ciudadanos comunes y corrientes que hacen parte del mundo en donde las batallas entre el bien y el mal atañen más al que hacer diario, no nos que da más que echarnos la bendición y esperar.

Amanecerá y veremos…

7 respuestas a «Acusan a Barack Obama de ser el anticristo»