Pablo Ardila resultó manilargo

Medida de aseguramiento, consistente en detención preventiva sin beneficio de excarcelación, dictó la Fiscalía General de la Nación contra el ex gobernador de Cundinamarca, Pablo Ardila Sierra, por su presunta responsabilidad en el delito de “enriquecimiento ilícito de servidor público”.

Según indicó esta mañana el propio Fiscal General de la Nación, Mario Iguarán Arana, los hechos investigados se relacionan con el incremento patrimonial injustificado de Ardila Sierra en el 2004, quien según los peritos del Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía, CTI, percibió ingresos por un mil 575 millones 801 mil 903 pesos, que no fueron justificados en su contabilidad.

El ex mandatario seccional deberá permanecer privado de la libertad.

Contra Ardila la Fiscalía adelanta tres investigaciones más por prevaricato, celebración indebida de contratos y concusión.

Los comentarios están cerrados.