Roberto Posada García-Peña liberal y crítico implacable

Como un liberal y crítico implacable, espadachín incomparable, que hizo valer su singular seudónimo de uno de los Tres Mosqueros — D`Artagnan –, se distinguió para amigos y enemigos, Roberto Posada García Peña, quien falleció la noche del lunes, a los 54 años, en la Clínica Country, tras una penosa enfermedad.

“Fue un espadachín incomparable, inmejorable, combativo, amigo de sus amigos, leal a la hora de las luchas más difíciles”, señalo su colega y contemporáneo, el exdirector de El Tiempo, Rafael Santos.

“El entendió el periodismo en la política como un espacio para explicar acontecimientos, reivindicar nombres, sugerir salidas y no apra ventilar pleitos mezquinos”, dijo a su turno el expresidente Ernesto Samper Pizano, a quien Posada García Peña defendió a capa y espada en su controvertido mandato, como el mas fiel escudero. Claro está, después de haber sido lopista y turbayista furibundo, esto es, defensor de Alfonso Lopez Michelsen y Julio Cesar Turbay Ayala.

Fue severo critico de Belisario Betancur, en su mandato, pero paradojicamente, tras salir de esa responsabilidad, el Hijo de Amagá se convirtió en su gran amigo y contertulio permanente, con quien debatia tanto de politica, como de literatura y poesía.

Tambien apoyo a Virgilio Barco y a Cesar Gaviria.

Finalmente, fue uribista. Acompañó al actual mandatario en la última eleccion.

Como lo define el mismo diario en el que se hizo columnista, Roberto Posada fue un protagonista de primera línea de la politica colombiana en los últimos 35 años.

Nacio en Bogotá el 13 de octubre de 1954 y fue por su abuelo, Roberto García Peña, director durante 42 años de El Tiempo, por quien llegó al periodismo, inicialmente -.a los 14 años –como columnista deportivo (El Hincha Azul) y luego como columnista político. Llegó a ser uno de los más leidos del país .

Posada García Peña destacó que siempre tuvo posiciones definidas frente a los distintos hechos y situaciones y no propiamente las más taquilleras y populares.

“Como abogado de causas difíciles, jamás tuvo reparo en ir contra la corriente del unanimismo cuando consideraba una honra injustamente lesionada, una familia estigmatizada o un juicio sesgado”, advirtió Samper Pizano al recordar la pluma de D`Artagnan.

Irreverente cual más, Roberto Posada García no tuvo precisamente reparo en definirse asi mismo: “Soy hipocondriaco, comelón, gordo, me rasco donde no toca, pero algunos –me consuelan con que también soy buen amigo, leal, divertido, papá comprometido y acaso infantil. Me arrepiento de muchas cosas y de nada…”.

Últimamente, ejerció simultáneamente el periodismo escrito y el televisivo, con un espacio en el Canal Uno, en el que desfilaron toda clase de personajes, en particular de la politica colombiana, “Cocinando con D`Artagnan”.

MENSAJE PRESIDENCIAL

El presidente Alvaro Uribe Velez envió un mensaje de condolencia por el fallecimiento del periodista Roberto Posada García-Peña, hecho que según el jefe del Estado, priva a Colombia de un periodista fraguado en el estudio del Derecho, las Humanidades y en el análisis político.

El primer mandatario destaca que “D’Artagnan fue talento, vasta cultura y por encima de todo, buena condición humana”.

Tambien señala el jefe del Estado:

“A pesar de que su pluma se comunicó con el público desde la adolescencia, nunca fue de modas, no exacerbó pasiones y tampoco permitió que exacerbaran la suya. Adelantó el análisis político en tono equilibrado, tal cual era su temperamento de sereno buen humor. En la interlocución personal, encontrábamos en D’Artagnan al ser desprevenido, con poros intelectuales inmensos y abiertos para absorber y transmitir.

Finalmente el presidente Uribe expresa: “Nos duele su partida. Nuestro sentimiento de pesar a su esposa, Lorenza Panero; a sus hijos, Marcela, Roberto, Gabriel y Felipe; a sus padres, Jaime y Mariluz, y a sus hermanos”.

Las exequias del polémico columnista, que es velado en la Funeraria Gaviria, se realizarán este miércoles en el Gimnasio Moderno, donde se graduo de bachiller.

6 respuestas a «Roberto Posada García-Peña liberal y crítico implacable»