DMG se complica: Investigan 3 asesinatos y confirman lavado de activos

En medio del barullo provocado por el escándalo de la chuzada ilegal de teléfonos y la caída de la “segunda generación” del clan Rodríguez Orejuela, resurgió en las últimas horas el caso DMG, cuya situación se complica porque además de una gigantesca operación de blanqueo de dineros del narcotráfico, se le está relacionando con el asesinato de tres personas.

En principio, DMG estaría implicada en el lavado de mas de siete millones de dólares, provenientes del narcotráfico. Además, en este negocio aparece un sujeto involucrado en el multimillonario desfalco a Foncolpuertos, según lo revela la revista Cambio.

Una de las operaciones de blanqueo se puso en evidencia en una una de las interceptaciones telefonicas hechas a Daniel Ángel Rueda, hombre de confianza del cerebro de DMG, David Murcia Guzmán, con Luis Fernando Cediel, esposo de Margarita Pabón, abogada de DMG, sindicada de lavado de activos y hoy detenida en El Buen Pastor.

En una de las conversaciones, Cediel le dice a Ángel: «Un cliente mío necesita pesos aquí. Es un cliente muy grande, ‘Tigo’. Tiene siete palos en España en cuentas para transferir».

En cuanto al triple crimen, la misma revista señala que el 20 de diciembre pasado, tres personas aparecieron muertas y con huellas de tortura dentro de un campero Toyota abandonado en la vía que conduce al conjunto de vivienda Centauros en Villavicencio.

Sus nombres: Édgar Ernesto Hernández, Gustavo Adolfo Quintana y Nílver Jesusita Campo, quienes a juzgar por la información judicial tenían nexos con DMG. El vehículo, con blindaje grado tres, no autorizado por la Superintendencia de Vigilancia y Seguridad, pertenecía al equipo de protección de Murcia.

Los investigadores fueron más allá y encontraron que la camioneta había sido blindada en la compañía Blitec, una empresa que en los últimos meses fue señalada de tener vínculos con las empresas de David Murcia. Por esa razón, la Superintendencia le canceló el permiso de funcionamiento y hoy su representante legal, Nimrod Goy, hace esfuerzos por recuperar el nombre de su compañía.

Así las cosas, Murcia no solo deberá explicar el origen de los recursos de DMG sino revelar lo que sabe del triple homicidio, pues los investigadores tienen serios indicios de que detrás de la advertencia a Suárez sobre los muertos de Villavo podría estar el propio Murcia, interesado en atemorizar a sus antiguos socios con el fin de silenciarlos y evitar que revelaran la verdad sobre el origen de los recursos de DMG. De cualquier manera el capítulo final de esta historia no está escrito, concluye la publicación.

Los comentarios están cerrados.