Tras muerte de Mono Jojoy: Las Farc cambian de estrategia militar

La muerte en septiembre del jefe militar de las FARC, alias Mono Jojoy, llevó a esa guerrilla a desarrollar una nueva estrategia de lucha, subdividiendo en grupos muy pequeños a sus combatientes, según el informe anual de la ONG Nuevo Arcoiris, divulgado este miércoles.

Esa estrategia, que utiliza métodos que han degradado más el conflicto armado, dejaba entre enero y septiembre de este año 357 uniformados y 473 rebeldes muertos, según la Corporación Nuevo Arcoiris, especializada en el estudio del conflicto armado colombiano.

Para la ONG, la muerte de Briceño en un bombardeo militar a su campamento ha sido hasta ahora el golpe más duro dado por el Estado a las comunistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), desde que en 2002 el ex presidente Álvaro Uribe (2002-2010) lanzó una estrategia militar de lucha frontal contra esa guerrilla.

«Contando con esa realidad, Alfonso Cano (el máximo líder de las FARC) y el Secretariado (los comandantes) han dividido las fuerzas en pequeños grupos, no más de doce personas, evitando la construcción de grandes campamentos y la concentración de tropas», explica el informe que resalta que las FARC ahora apelan «al minado intensivo del territorio».

«La guerra está viva, está viva con nuevas modalidades. Se ha creado una nueva situación de las FARC», dijo a la AFP León Valencia, director de Nuevo Arcoiris.

Según Valencia, las FARC cuentan con unos 11.200 guerrilleros, lo que contraría el estimado de 7.000 hecho recientemente por el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera.

En lo que va del año, las FARC han cometido cerca de 1.800 acciones que «están causando grandes bajas en la Fuerza Pública», indicó Valencia.

Nuevo Arcoiris prevé que al concluir 2010 el número de muertos y heridos de uniforme llegue a 2.500, si se mantiene la tendencia hasta septiembre, cuando se registraban 1.855.

Valencia además llamó la atención sobre la «dependencia directa» del conflicto colombiano con el problema del tráfico ilícito de drogas.

«En todas las zonas donde ahora están las FARC se observa una duplicación de los cultivos de coca y del narcotráfico», puntualizó Valencia.

AFP