Secretaría de Salud intensifica vigilancia en juguetes

diciembre 20, 2010 2:37 pm

La Secretaria Distrital de Salud a través del lema “Porque tu vida no es un juego… juguetes seguros”, inició actividades de promoción y prevención dirigidos a padres de familia, esto para garantizar que todos los menores de la ciudad puedan disfrutar de esos artículos, sin riesgos para la salud.

Desde octubre la entidad viene realizando operativos de control y vigilancia a los juguetes más comercializados entre menores de 5 años, rango de edad más vulnerable.

También se incrementaron los controles sobre los materiales con los que están fabricados los juguetes comercializados entre estos menores, haciendo énfasis entre los 0 y los 5 años de edad, teniendo en cuenta que son los más expuestos a sufrir accidentes con estos elementos, debido a su tendencia natural y comportamientos tales como llevarse a la boca objetos no comestibles.

Aunque en la ciudad no existen registros de envenenamiento por metales pesados (plomo o cadmio), provenientes de juguetes, es importante controlar dicha exposición, principalmente en los niños, en quienes una presencia mínima de metales como el plomo, pueden desencadenar lesiones irreparables.

Según registros del Sistema de Vigilancia del Distrito de la Secretaría Distrital de Salud, dentro de las principales causas de accidentes caseros relacionados con juguetes en esta época se encuentra el ahogamiento y la obstrucción de oídos y nariz causada por juguetes o partes pequeñas de los mismos.

Requisitos

Dentro de los requisitos que los juguetes deben cumplir, se exige disponer de un empaque o embalaje que garantice la comercialización de los productos en forma higiénica, deben contar con una etiqueta que permita identificar al fabricante o comercializador y donde se informe sobre los riesgos inherentes a su uso, adicionalmente la etiqueta deberá advertir sobre restricciones respecto de la edad mínima del usuario en caso de ser necesario.

Otro requisito que debe ser atendido por los fabricantes tiene que ver con el contenido de metales pesados provenientes generalmente de las tintas, pinturas y pigmentos utilizados en el proceso de fabricación; estos requisitos junto a otros deben estar respaldados por un documento denominado certificado de conformidad el cual se soporta en pruebas de laboratorio realizadas por una entidad acreditada.

Durante las visitas que por estos días realizan los hospitales, se verifica las referencias de juguetes más comercializados, así como las condiciones higiénico sanitarias en áreas de bodega y exhibición, haciendo énfasis en juguetes cuyos usuarios sean niños y niñas menores de 5 años; con el fin de caracterizar la posible presencia de metales pesados (plomo o cadmio), por lo que se priorizará la selección de juguetes pintados, lacados o barnizados.

Aunque este año, los operativos que se realizan son de carácter pedagógico como lo indica la norma, a partir del año 2011 se comenzarán las actividades de control, a través de operativos, decomisos y sanciones. Durante estos días, 22 jóvenes universitarios estarán en diferentes puntos de la ciudad asesorando a padres de familia, cuidadores, niños y niñas para que adquieran juguetes seguros durante esta temporada navideña, quienes, mediante el recorrido en un divertido juego de escalera, invitarán a hacer un reconocimiento de las características que se deben tener en cuenta a la hora de seleccionar los juguetes para los menores de edad.

Recomendaciones

Prefiera sitios reconocidos para realizar la adquisición de los juguetes que brinden garantía y solicite la factura que respalde.

Verifique que las condiciones higiénicas del juguete no representen riesgo a la salud de los niños y niñas (riesgos de infección, enfermedad y contagio por su uso).

Revise que la etiqueta del producto contenga la información referente a: identificación del fabricante o importador, número de lote, edad mínima de uso, instrucciones y advertencias, información de riesgos y si se requiere utilizar bajo vigilancia de un adulto o con elementos de protección como cascos, rodilleras, entre otros.

Observe que la pintura de los juguetes no se desprenda o sea fácil de retirar del juguete, ya que puede contener sustancias tóxicas que puedan ser ingeridas por los niños y que los materiales para actividades manuales o artísticas (tales como plastilinas, colorantes, etc.) no sean tóxicos.

Para menores de 3 años evite juguetes puntiagudos, de metal o vidrio, pintados o barnizados. Igualmente absténgase de adquirir juguetes con piezas pequeñas o desprendibles fácilmente.

En el caso de juguetes muy pequeños, debe advertirse que no son adecuados para menores de 3 años.

Los comentarios están cerrados.