Bogotá Economía

Bogotá medirá mensualmente su competitividad económica

La Secretaría Distrital de Desarrollo Económico – SDDE – publicará mensualmente un boletín de competitividad con el análisis del comportamiento del índice de competitividad de 21 actividades económicas que pertenecen a sectores de moda, automotores y farmacéuticos.

Dicho boletín mostrará también la evolución de un sector en particular y la información de las variables que lo afectan.

Las primeras mediciones de la SDDE muestran que el sector que más aumentó su competitividad fue el de cuero y calzado (10,9%) y el que mayor disminución presentó fue el de farmacéuticos (-12,2%). Con estos análisis se pretende mostrar la evolución de los sectores y la información de las variables que los afectan.

Según la entidad, «… los estudios que se realizan en el mundo sobre la competitividad de las regiones basan sus análisis en aspectos relacionados básicamente con las instituciones y su desarrollo. Para ello, la SDDE ha elaborado una metodología que permite construir un índice de competitividad, por medio del cual es posible analizar los efectos que tienen los cambios en las variables macroeconómicas, sobre las cuales el Gobierno Distrital no tiene control, en la competitividad de algunos sectores bogotanos».

En particular, el índice de competitividad que la SDDE presenta, mide la relación entre los precios a los que se puede vender un determinado bien o servicio transable internacionalmente y el costo de producirlo domésticamente. El sector es competitivo cuando el precio supera al costo, es decir cuando el índice es mayor que uno.

Los primeros resultados muestran que la competitividad para varios sectores productivos bogotanos ha venido disminuyendo en los últimos meses. Entre julio de 2010 y julio de 2011, los sectores que registraron disminuciones en su competitividad fueron prendas de vestir (1,93%), vehículos automotores (8,9%), neumáticos (10,4%) y farmacéuticos (12,2%).

Por otro lado, aquellos que aumentaron su competitividad fueron los de producción de textiles y cuero y calzado con aumentos en sus índices del 8,5% y 10,9% respectivamente.