Reconozco al Señor en el encuentro personal que hago día a día: Padre Marino Marín

julio 10, 2012 7:00 am

Buenos días con Jesús

El evangelio de hoy es de San Mateo, capítulo 9: En cuanto se fueron los ciegos, le presentaron a un mudo que estaba endemoniado. El demonio fue expulsado y el mudo comenzó a hablar. La multitud, admirada, comentaba: «Jamás se vio nada igual en Israel».

Pero los fariseos decían: «El expulsa a los demonios por obra del Príncipe de los demonios».
Jesús recorría todas las ciudades y los pueblos, enseñando en las sinagogas, proclamando la Buena Noticia del Reino y curando todas las enfermedades y dolencias.

Al ver a la gente, tuvo compasión, porque estaban fatigados y abatidos, como ovejas que no tienen pastor.
Entonces dijo a sus discípulos: «La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos. Rueguen al dueño de los sembrados que envíe trabajadores para la cosecha.»

El sentido del cristiano es caminar llevando el sentido de la paz, el amor y la fe. Sí eres buen cristiano y misionero, sigue a Cristo.

Una respuesta sobre “Reconozco al Señor en el encuentro personal que hago día a día: Padre Marino Marín”

  1. jorge en julio 10th, 2012 7:33 am

    EXODO 20: 1 al 5 Dios habló, y dijo todas estas palabras: “Yo soy el Señor tu Dios, que te sacó de Egipto, donde eras esclavo. “No tengas otros dioses aparte de mí. “No te hagas ningún ídolo ni figura de lo que hay arriba en el cielo, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en el mar debajo de la tierra. No te inclines delante de ellos ni les rindas culto, porque yo soy el Señor tu Dios, Dios celoso que castiga la maldad de los padres que me odian, en sus hijos, nietos y bisnietos; pero que trato con amor por mil generaciones a los que me aman y cumplen mis mandamientos.
    EXODO 34: 13 Al contrario, derriben sus altares y destrocen por completo sus piedras y troncos sagrados.
    EXODO 34: 17 “Jamás se hagan ustedes ídolos de metal fundido.
    LEVÍTICO 19: 4 “No recurran a los ídolos, ni se hagan dioses de metal fundido. Yo soy el Señor su Dios.