De El Dorado y de escoltas

mauricio-botero-caicedo Por Mauricio Botero Caicedo
Según informes de prensa el dueño de Avianca, Germán Efromovich, señaló que el modelo que utiliza el Gobierno para operar sus aeropuertos no es el ideal, ya que éstos no pueden ser fuente de renta ni de utilidad, sino de servicio.“Los aeropuertos fueron construidos para traer gente y generar turismo y la utilidad se genera a través del crecimiento de la economía, con la generación de empleo a través de ese turismo”, señaló el empresario.

Recalcó que con el modelo de concesión cualquier aeropuerto se hace más caro y que eso es lo que está pasando con El Dorado y otras terminales que están bajo este esquema. “Hay conflicto entre el usuario, el concesionario, la aerolínea y el Gobierno, y esto no permite que sea eficiente”, señaló.
Cree que en la región, donde hay modelos equivalentes de concesión, Colombia compite. Sin embargo, en otros países como Panamá, donde el Estado es el responsable, “obviamente estamos lejos”, sostuvo.
Considera que el mejor modelo es que el Gobierno tenga los aeropuertos y contrate un administrador.”

El autor de esta nota está totalmente de acuerdo con Efromovich. Adicionalmente, a El Dorado no le cabe un anuncio más…una tienda más…una pulpería más…La propaganda indiscriminada y los anuncios comerciales por doquier hace difícil, por no decir imposible, ver las indicaciones y las instrucciones de las puertas de salida y los lugares claves como los salones VIP, los sanitarios, y los servicios aeroportuarios esenciales. La multiplicación de establecimientos comerciales especialmente en el Terminal Nacional, en aras de un lucro insaciable de parte de los concesionarios, hace prever que muy pronto El Dorado se convierta en un ‘San Andresito’, o el ‘Siete de Agosto’.

*****

A buena hora se va a hacer una profunda reestructuración presupuestal de la Unidad Nacional de Protección, UNP, entidad del Estado que le presta servicio de escoltas a 7.500 personas. (Dos mil de ellas con carros blindados). Estos escoltas de la UNP se han vuelto una plaga! De manera inaudita e abusiva paran el tráfico de los demás vehículos a su libre albedrío, cuando por ley la única autorizada para detener el tráfico es la caravana presidencial.(Ojo…la del Presidente…no la de su esposa y sus hijos).

Ya es hora de suspender, o por lo menos limitar de manera drástica, los escoltas de la UNP por cuenta de los contribuyentes. Adicionalmente las autoridades le deben poner coto a los abusos de los escoltas particulares, especialmente a aquellos en servicio de unos pocos ‘ejecutivillos de pacotilla’ que creen que su importancia tiene relación directa con el número de ‘gorilas’ que cargan. El medio centenar de funcionarios públicos que necesitan protección deben tener como máximo un escolta profesionalmente entrenado y un carro blindado. Eso de policías en motos acompañado a ‘personajes’ es una vagabundería. ¿Toma nota, general Palomino?

3 respuestas a «De El Dorado y de escoltas»