Deportes Fútbol Internacional

Ramón Díaz, en busca de la resurrección de la selección Paraguaya

ramóndíaz-selección-paraguayA toda velocidad, como cuando agujereaba redes como goleador con las camisetas de River Plate, Inter de Milán, Fiorentina y Mónaco, entre otros. Así comenzó el ciclo de Ramón Ángel Díaz al frente de la selección paraguaya de fútbol que busca su resurrección tras faltar, para sorpresa de todos, a la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014.

El argentino asume este desafío a los 55 años, a casi dos décadas de su estreno como entrenador. El dato es por demás curioso, si se tiene en cuenta que se acostumbró a los éxitos precoces a lo largo de su laureada trayectoria. “Me llega en el momento justo”, comenta sin embargo a FIFA.com quien se define “con la tranquilidad y el conocimiento necesarios” tras vivir un 2014 de ensueño que incluyó un título con River Plate y la llegada de su segundo y flamante nieto, Adriano –o “el heredero”, como le gusta llamarlo-.

Así, el entrenador más ganador de la historia de River puso manos a la obra y en su llegada a Asunción ya ajustó todos los detalles: enfrentó a los micrófonos, se entrevistó con sus antecesores en el puesto y hasta cambió el hotel en que la Albirroja vivirá la Copa América 2015 de Chile. “Queremos que los jugadores se sientan cómodos y a la altura de esta selección”, agrega como parte de una entrevista exclusiva en la que revela qué lo sedujo de esta nueva propuesta, qué implicará enfrentar a Argentina el año venidero y los cambios que deberá afrontar lejos de la dinámica laboral que ofrecía el ámbito de clubes.

Ramón, no eran pocos los que querían contar con sus servicios tras obtener un nuevo título con River Plate en 2014. ¿Qué lo sedujo de la propuesta de Paraguay?
El llamado de una selección te otorga prestigio a nivel mundial. Se trata de un lindo desafío, el más importante que podía tener. Creo que Paraguay tiene jugadores para conformar un equipo de muy buen nivel, por lo que me decidí por esto a pesar de tener ofertas de algunos clubes.

¿Entiende cómo un equipo tan acostumbrado a disputar mundiales quedó fuera de Brasil 2014?

Es difícil explicar por qué terminó último en la eliminatoria, pero nosotros no estábamos aquí como para dar un motivo. Ahora nos importa el futuro y para eso será importante la planificación que llevemos adelante. Hay que aprovechar la experiencia de los jugadores que tiene Paraguay. En lo personal ya me he reunido con mucha gente para estar bien informado no sólo a nivel futbolístico, sino respecto a las costumbres y la adaptación al país. Estamos encaminados, las cosas van a salir muy bien.

Suele decirse que usted es un gran motivador, aunque los tiempos de convivencia con el grupo son distintos en un club que en una selección. ¿Cómo afrontará ese desafío?

Vamos a estar en contacto con los jugadores todo el tiempo. Les enviaremos videos para que entiendan lo que necesito de ellos, cómo queremos jugar. Hoy con la tecnología podemos seguirlos todo el tiempo, y tenemos gente capacitada en el cuerpo técnico para ayudarlos a saber, antes de llegar, para qué los queremos y por qué los citamos. Estamos atentos a todo.

¿Qué Ramón Díaz veremos en el trato con la prensa? ¿Mantendrá su postura picante a la hora de declarar o asumirá un perfil más bajo?

No, no… esto es completamente distinto al manejo con un club. Acá se representa a un país y hay que asumir esa responsabilidad con tranquilidad.

Históricamente, Paraguay ha sido reconocido por su labor defensiva. ¿Será su prioridad mejorar la ofensiva teniendo en cuenta su pasado como goleador (ndr: anotó más de 220 goles en su carrera)?

El fútbol ha cambiado mucho. Hoy se trabaja en todas las líneas para que el equipo tenga una estructura y un funcionamiento sólidos. Eso es lo que quiero, un equipo sólido y confiable. Y viendo la cantidad de jugadores que tenemos en Europa, nos quedamos tranquilos de que así será.

¿Puede adelantarnos algunos nombres?

Hay muchos en el extranjero, pero por ahora estamos evaluando sus características. Lo importante es armar una estructura que sirva no sólo para ahora, sino para el futuro: hay muchos jóvenes interesantes que se jugarán el Sudamericano Sub-20 y la clasificación a los Juegos Olímpicos. Los seguiremos y apoyaremos, esperando que hagan un gran campeonato.

Recién se refirió a los cambios que ha experimentado el fútbol en los últimos años. ¿Se animará a repetir defensas con línea de tres teniendo tan poco tiempo de trabajo?

Si se fijan en el último Mundial prácticamente no ha habido ningún equipo con línea de tres defensores. En el fútbol actual hay mucha dinámica y presión, por lo que jugar con tres en el fondo es difícil: se necesita tiempo y mucho trabajo, contar con los jugadores habitualmente. Eso ocurre muy poco en la selección. Pero espero contar con los jugadores durante 35 o 40 días antes de la Copa América, por lo que espero llegar con un esquema bien armado.

Una Copa América en la que enfrentará nada menos que a Argentina. ¿Representa un partido especial?

Es uno de los mejores equipos del mundo, pero todavía faltan seis meses. Para esa época vamos a tener una estructura armada, mucho trabajo. Será un partido importante, vamos a buscar clasificarnos y avanzar a la siguiente ronda.

Pero Ramón, algo especial le ocurrirá al enfrentar a la selección de su país, ¿o no?

¡Va a haber mucha expectativa! Principalmente por saber que de este lado está uno de los entrenadores más ganadores del fútbol argentino. Imaginen la expectativa que va a haber. Y no sólo nuestra, sino de todo el fútbol argentino por ver lo que estamos haciendo.

¿Cuál es la prioridad en este proceso? Tendrá dos Copas América y las eliminatorias para Ru…

(Interrumpe) ¡La clasificación para el Mundial! Es el objetivo primordial de todos, para todo el fútbol paraguayo: para los jugadores, el entrenador, los dirigentes… Seguramente haremos un gran trabajo para lograrlo.

En lo personal, ha conseguido resultados espectaculares en el ámbito local pero no ha podido repetirlo en el exterior. ¿Es el momento justo para dar ese salto?

Seguramente, tanto en lo personal como en lo familiar. Tengo la experiencia y la tranquilidad, están saliendo las cosas como las esperábamos. 2014 ha sido un año increíble. Es uno de los momentos más felices de mi vida, no sólo para mí, sino para toda mi familia. Todo eso se refleja en el trabajo.

Teniendo en cuenta todo eso, ¿qué se le pide al brindis de este fin de año?

Nuestro primer deseo es que Paraguay se clasifique para los Juegos Olímpicos de 2016. Y vamos a ayudar y a acompañar para que eso ocurra. Luego que todos tengamos salud. Es lo único que pido, para seguir trabajando en algo que tanto me gusta y me apasiona. No hay nada como el fútbol.

Fuenta: FIFA.COM