Operación sin precedentes contra la minería criminal en Colombia realizan Fuerzas Armadas y la Policía

marzo 12, 2015 12:02 pm

EJERCITO- MINERIA ILEGAL–El comando de las Fuerzas Armadas reportó en las últimas horas una «operación sin precedentes» contra la minería criminal en Colombia, primera de esta naturaleza en el sur occidente y Pacífico colombiano, en desarrollo de la cual se produjo la destrucción de maquinaria ilegal y la captura de varios cabecillas, ligados con las Farc y bandas criminales, entre ellos dos miembros de la Armada Nacional.

El informe destaca que en la operación participaron unidades de tierra, mar, aire y río, del Ejército, la Marina, la Fuerza Aérea y la Policía Nacional en simultánea con personal especialista de la Unidad Nacional de Intervención Contra la Minería Criminal (Unimic) de la Policía, tropas del Grupo de Comandos Navales de la Fuerza Naval del Pacífico, efectivos del CTI, Fiscalía, peritos ambientales y funcionarios de la Agencia Nacional de Minería.

Añade que las acciones se llevaron a cabo en minas ilegales en jurisdicción del municipio de Timbiquí, departamento del Cauca, y de manera simultánea en otros lugares del país, siendo «la mayor operación contra la minería criminal realizada en Colombia, que incluye desde las acciones de asalto y destrucción de maquinaria ilegal, hasta capturas en diversos rincones de la geografía nacional».

De acuerdo con el copmunicado «este duro golpe propinado a las finanzas de organizaciones terroristas y grupos armados ilegales que explotan a familias y comunidades enteras que viven de la minería a pequeña escala, castiga de manera contundente a los directos responsables de este fenómeno criminal, convertido en la raíz de la violencia a donde llega».

Subraya que «cometen abusos contra las comunidades ancestrales dedicadas a la minería artesanal, destruyen dramáticamente los bosques, contaminan nuestros ríos, y devastan el país con daños irreversibles al medio ambiente, sirviendo de enriquecimiento a las Farc y otros grupos delictivos quienes controlan el negocio, que supera en ganancias ilícitas, cualquier cifra hasta ahora aportada por el narcotráfico, el secuestro y demás esquemas criminales».

MINERIA ILEGAL- 2

El informe hace además las siguientes precisiones:

Para dar con los cabecillas principales detrás de este negocio ilegal –continúa diciendo–, la Fiscalía General de la Nación y la Armada Nacional, realizaron un riguroso trabajo de seguimiento e inteligencia, que unido al trabajo conjunto y a las capacidades de las Fuerzas Armadas, concluyeron en una operación certera contra este blanco de alto valor.

Desde el puesto de mando unificado del Comando Conjunto del Suroccidente, tres Generales y un Almirante recibían en tiempo real la información del desarrollo de la operación y tomaban las decisiones para concretar el objetivo propuesto.

Con esta operación se desencadenan capturas de alto nivel, de empresas que explotan el oro ilegalmente, de comercializadores del oro con fachadas en diversas ciudades y con alcance internacional, incluso funcionarios públicos, militares y policías, logrando la neutralización de una estructura dedicada a la minería criminal y la principal fuente de ingresos económicos para el Bloque Occidental de las Farc.

Se tiene conocimiento que a la población del área se le permitía una vez a la semana y durante una hora efectuar los trabajos de minería artesanal, derecho realmente adquirido por la equidad que representa esta actividad especialmente para las minorías étnicas de las comunidades afrodescendientes de la zona, pero que bajo el yugo del Frente 29 de las FARC, se convertía en apenas un «temporal privilegio» que se conocía en la zona como la «Hora Feliz».

Entre los capturados se encuentran dos miembros de la Armada Nacional, señalados de recibir dadivas económicas a sujetos que transportan fluvialmente embarcaciones cargadas con maquinaria y otros insumos (retroexcavadoras, combustible y mercurio), por el río Timbiquí del municipio de Timbiquí (Cauca). De igual forma, se realizó la imputación de cargos a un funcionario de la Policía Nacional por la presunta fuga de información operacional y tráfico de armas para el frente 29 de las Farc.

Por otra parte, se logró la captura de cuatro sujetos, presuntos miembros de una organización dedicada al trámite ilegal de zarpes, transporte de maquinaria e insumos (retroexcavadoras, combustibles y mercurio), y tráfico de armas, con destino hacia las minas ilegales ubicadas en el área general del municipio de Timbiquí, Cauca. Así como la captura en flagrancia de cuatro sujetos durante el desarrollo de la operación.

Las capturas se llevaron a cabo por unidades del CTI de la ciudad de Popayán en acompañamiento de unidades de la Armada Nacional, en la ciudades de Bogotá D.C, y Cali (Valle del Cauca), y en los municipios de Buenaventura, Rozo y Jamundí (Valle del Cauca) y Guapi (Cauca), por los delitos de Cohecho, concierto para delinquir, tráfico de armas y munición, financiación a grupos terroristas, explotación ilícita de yacimientos mineros y fraude procesal. Asimismo se llevó a cabo la imputación de cargos a un ex funcionario de la Policía Nacional quien se encuentra recluido en el centro penitenciario de Jamundí, Valle del Cauca, y es sindicado de participar y facilitar el ataque a la Isla Gorgona, entre otros delitos.

GOLPE HISTÓRICO

Este es un golpe histórico a la fuente de recursos de los narcoterroristas del Frente 29 de las Farc, quienes están derivando de la minería criminal su principal fuente de ingresos, a la par del narcotráfico y la extorsión.

El lugar de la cocaína lo empiezan a ocupar minerales como el oro, la plata, el coltán y el tungsteno, que son tanto o más rentables que la droga. «Por ello, no es sorprendente que el mapa de las actividades mineras extractivas en el país coincida con la ubicación de los grupos armados ilegales» afirmó el Mayor General Henry Torres, Comandante del Comando Conjunto del Suroccidente. Asimismo manifestó que en simultánea con las operaciones militares y de policía, el fenómeno de la minería requiere integralidad, leyes modernas, régimen sancionatorio eficaz y una gran coordinación entre las agencias del estado.

De acuerdo con el Contralmirante Ernesto Durán González, Comandante de la Fuerza Naval del Pacífico: «La participación conjunta de todas las Fuerzas Armadas con el acompañamiento del CTI de la Fiscalía ha sido fundamental porque se desplegaron todos los medios de tierra, mar, aire y ríos, así como la tecnología requerida y las capacidades de inteligencia militar con la que se le cerró el cerco a los criminales. La minería ilegal y criminal es un flagelo con muchas variables aún por resolver». Durante el planeamiento de la operación se evidenciaron muchos vacíos jurídicos en legislación ambiental que se deben solucionar al más alto nivel, que impiden otra clase de acciones contundentes y limitan el ejercicio de las autoridades, concluyó el Contralmirante Durán.

El comandante del Comando Aéreo de Combate con sede en Cali, Coronel Sergio Suarez, Director del lugar donde se fusionó el Comando y Control de las operaciones contra la minería ilegal, coincide en la importancia del trabajo conjunto y celebra los altos niveles de seguridad y tecnología aérea con que se apoyó el ejercicio legal de la Policía Nacional de la destrucción de retroexcavadoras en los lugares donde opera el fenómeno de la minería ilegal.

Para el Director de la Unidad Nacional contra la Minería de la Policía Nacional, Coronel Jorge Esguerra, la unidad que comanda ha dado certeros golpes que debilitan las estructuras ilegales y criminales dedicadas a esta explotación, pero aún queda mucho por hacer dado que es un fenómeno muy complejo, con arraigo ancestral artesanal que se fusiona con nuevos móviles criminales que generan un impacto social y ambiental descomunal.

El General Saúl Torres, Comandante de la Regional Cuatro de la Policía Nacional, en cuya jurisdicción se encuentran las minas donde se desarrolló la operación, destacó la complejidad del fenómeno criminal, la dificultad para combatirlo por sus enlaces y dificultad de discriminación con lo legal. «Se está haciendo una intervención con el fin de poder controlar la expansión de la explotación ilícita de minería, de oro particularmente en esa región del Pacífico colombiano», también manifestó que había que seguir con operaciones de esta naturaleza para continuar golpeando con contundencia este flagelo del crimen organizado.

Las autoridades no están en contra de la minería responsable: «la producción responsable, ambientalmente y socialmente, es bienvenida y la tenemos que promover. Lo que no podemos permitir es la explotación irresponsable que no tenga en cuenta el medio ambiente», afirmó días atrás sobre el tema el señor Presidente de la República, doctor Juan Manuel Santos Calderón.

Así mismo, en la noche del martes el Presidente impartió instrucciones a los comandantes de las Fuerzas Militares y al Director de la Policía Nacional de incrementar las acciones contra el narcotráfico y contra la minería criminal, siendo esta operación una conclusión inmediata que las autoridades Militares y Policiales en el Sur Occidente y el Pacífico colombiano.

Durante la operación se presentaron ataques de los grupos criminales contra las aeronaves y las tropas. «Es un enemigo que se mimetiza cobardemente en la población, explota la comunidad, genera desplazamientos y destruye todo lo que esta su paso», finalizó el Mayor General Torres.

El Comando Conjunto de Sur Occidente continuará desarrollando operaciones de manera conjunta, coordinada e interagencial para combatir la economía ilegal y criminal que generó la guerra desarrollada en territorios marginados donde se establecieron grupos ilegales a través de la minería criminal y las redes de extorsión, derivando un enriquecimiento ilícito gigantesco, concluye el comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *