Vídeo sería la prueba que incrimina a madre y tía en desaparición de una niña de siete años

nina_mompox_1Según investigaciones adelantadas por la Fiscalía General de la Nación, una menor de 7 años quien había desaparecido desde el pasado 23 de diciembre en Mompox, departamento de Bolívar, habría sido vendida, por la madre y la tía de la pequeña. La prueba reina con la que cuenta la Fiscalía, es un vídeo en el que se ve a la niña tomada de la mano de su tía, en una fecha posterior a su desaparición.

Miembros del Gaula capturaron este miércoles a la madre y la tía de la pequeña Karen Dayana Lambraño Mulet, desaparecida en Mompox, Bolívar, hace 76 días, presuntas responsables se la desaparición de la niña, al parecer y según in formaciones recopiladas por las autoridades, habría sido vendida a un yerbatero.

Además de los testimonios, la Fiscalía analiza un vídeo en el que se aprecia a Karen acompañada de su tía, días después de que la familiares reportaran su desaparición.

“A través de nuestra investigación logramos obtener un vídeo donde aparece la menor con su tía, días después de que la niña fue reportada como desaparecida, por eso se tienen a los familiares como responsables de este secuestro”, dijo El vicefiscal general encargado, Juan Vicente Valbuena.

El vicefiscal (e), dijo que “hay evidencia de que madre y tía de la menor son responsables de su desaparición» y no descartó que en los próximos días sean capturadas más personas vinculadas con el caso, entre ellos algunos familiares.

La desaparición de Karen Lambraño se registró el pasado 23 de diciembre cuando la menor de 7 años fue enviada a una tienda a realizar una recarga a celular y un hombre en moto la habría llamado y se la llevó.

Sobre el hecho también se pronunció Edilberto Lambraño, padre de Karen Dayana, quien afirmó que sí le parecía sospechosa la actitud de su expareja sentimental, a quien «no se le veía desespero para buscar a mi niña».

El vicefiscal dijo que las sindicadas serán trasladadas a Cartagena ante un juez de quien les imputaran cargos por el delito de secuestro y desaparición forzada agravada. Por estos delitos, las mujeres podrían pagar hasta 20 años de prisión.

Por la desaparición de la pequeña, la Policía ofrece 30 millones de pesos por información que permita dar con el paradero de la pequeña, y las presuntas personas que la tendrían.