Deportes

Super clásico Boca-River para definir cupo a la Copa Libertadores finalizó abruptamente; sólo se jugaron 45 minutos

ARGENTINA- FUTBOL FRUSTRADO–El super clásico entre Boca Junior y el River Plate tuvo un inesperado fin a mitad de tiempo, como consecuencia de un desadaptado que lanzó gas pimienta en el túnel de acceso al campo de la Bombonera contra los jugadores de la franja roja.

«Bochornoso final»: clásico suspendido por agresión a los jugadores de River», titulo el diario «Clarín», el cual complement+ó: «Antes de la vergüenza, River fue el mejor».

En los 45 minutos que se jugaron, el equipo de Gallardo entendió mejor el partido y mantuvo el 0-0 que le daba la clasificación a cuartos de final.

A su turno La Nación de Buenos Aires destacó: «Lo peor del futbol en la bombonera: una noche en la violencia afloro por todos los lados».

Mientras tanto, el diario La Razón señaló: «Papelón y vergüenza: se suspendió el Boca – River por una insólita agresión».

El primer tiempo terminó 0-0 y cuando los jugadores de River volvían al campo de juego para afrontar el segundo tiempo, desde uno de los costados de la Bombonera les arrojaron gas pimienta y varios de ellos resultaron gravemente afectados, incluso con quemaduras en el cuerpo.

Debido a este hecho, el segundo tiempo no se cumplió, pues tras más de 70 minutos de deliberación, el árbitro optó por suspender el encuentro.

Con el empate, River se clasificaba a cuartos de la Copa Libertadores. «Boca quedó en el borde de una fuerte sanción por parte del tribunal de Disciplina de la Conmebol», precisó el Diario La Prensa.

Un supuesto hincha del Boca fue señalado como responsable del hecho.

ARGENTINA- HINCHA DEL BOCA-PIMIENTA
Las cámaras de televisión captaron el momento donde un “hincha” de Boca estaría arrojando el gas pimienta en el túnel de River, lo que causó heridas en los jugadores millonarios y la suspensión del partido por la vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores.

En las imágenes se ve a un hombre en actitud sospechosa y con el rostro tapado ubicado detrás de la manga para el ingreso de los futbolistas de River al campo de juego.

En todo caso, como consecuencia de los graves incidentes ocurridos anoche, «la Bombonera está clausurada», según lo advirtió el fiscal General de la Ciudad, Martín Ocampo.

Frente al partido, depende de la decisión que adopte la Conmebol. Los medios locales señalan que pueden pasar dos cosas: Una, que el partido se reanude y si se juegan los 45 minutos que faltan, podría ser con un estadio a puertas cerradas. Dos, que si se considera que Boca es responsable del ataque a los jugadores de River podrían darle el partido por perdido y automáticamente River quedaría clasificado a los cuartos de final donde espera el Cruzeiro de Brasil.