Gobierno colombiano y las Farc realizan reunión de emergencia en La Habana para superar crisis en negociaciones de paz

octubre 9, 2015 7:29 am

Tags de esta nota:

FARC- CUBA ACUERDO SOBRE DROGAS–Aunque el ministro del Interior Juan Fernando Cristo negó que haya estallado una crisis en las negociaciones de La Habana, los representantes del gobierno y los cabecillas de las Farc realizan este viernes una reunión de emergencia para superar el encontrón que sostuvieron la víspera, cuando los delegados del grupo guerrillero acusaron al ejecutivo colombiano de faltar a la verdad y a los compromisos, mientras que los representantes gubernamentales afirmaron que son las Farc las que faltan a la verdad.

Las fuertes discrepancias se produjeron alrededor del tema de la justicia transicional. Las Farc reiteraron que el acuerdo sobre Jurisdicción Especial para la paz está cerrado y el gobierno lo negó tajantemente.

«Hubo un Acuerdo plasmado en diez puntos, pero respecto del documento largo, jamás se aceptó que se trataba de un convenio cerrado e inmodificable», afirmó el jefe de la delegación gubernamental Humberto de la Calle Lombana.

En su respuesta, De La Calle Lombana rechazó la «arremetida verbal injustificada e inaceptable de las Farc, utilizando expresiones ofensivas que el Gobierno» y hace claridad sobre «los puntos principales que no hemos aceptado».

Entre estos, advierte que no cree que haya formas de secuestro que puedan ser objeto de amnistía y que el alcance y las condiciones de las garantías frente a la extradición deben ser precisadas.

Qué dijeron las Farc?.

«Hoy, una voluntad de paz fortalecida por el anhelo de millones de compatriotas tendrá que sortear los escollos de una intransigencia inveterada que se resiste a entender que este no es un proceso de sometimiento, sino un diálogo entre partes iguales», afirmaron en el comunicado.

Y agregaron: «La paz no se construye con palabras que se lleva el viento ni con promesas que nunca se cumplen. Este proceso, que hoy transita su etapa más decisiva, debe alejar toda veleidad de desconfianza al honrar el compromiso de la palabra empeñada. Nos preocupa que por razones ajenas a la determinación de las FARC se produzca un desfase inconveniente entre la plena vigencia del componente de justicia y los plazos que nos hemos impuesto para la firma de la paz. No es justo que a estas alturas, obstrucciones artificiales dictadas por la avilantez nos hagan perder tiempo valioso. No es admisible que se siga recurriendo al expediente de imponer medidas unilaterales para resolver asuntos propios de la Mesa, como está ocurriendo ahora en el Congreso con el tema de la implementación.

FARC- LA HABANA
Además señalaron:

Cuando se cruzan por el camino incertidumbres y tropiezos por caprichos, contradicciones, egoísmos o simples malquerencias, apelamos a la palabra empeñada, a la prevalencia del honor y al valor de la verdad. Es el caso de los 75 puntos y el listado de sanciones que constituyen la Jurisdicción Especial para la Paz, presentados al mundo desde La Habana por el Presidente Juan Manuel Santos y el Comandante de las FARC-EP Timoleón Jiménez, en presencia del Jefe de Estado de la República de Cuba, Raúl Castro Ruz. La historia creadora de paz se escribe cumpliendo. Cumplió la Comisión de Juristas, cumplimos nosotros, seguimos a la espera de que lo firmado sea aceptado sin reticencias. Lo que pudiera faltar corresponde a un desarrollo que no puede variar para nada el contenido y alcance del sistema concebido, que como se ha afirmado, está cerrado.

De la mentira no nace la justicia, mucho menos la reparación, ni la no repetición. Altas dosis de carácter se necesitan para pararse ante el pueblo y el mundo y decir la verdad después de sesenta años de conflicto interno en el que no se dio un vencedor ni un vencido, pero que dejó, sí, tendidos en el suelo patrio cientos de miles de muertos y miles y miles de víctimas.

Finalmente, en el comunicado hacen referencia a las duras críticas del Procurador General de la Nación, Alejandro Ordoñez:

«Que sean entonces los que mayores responsabilidades dicen tener como representantes de la sociedad por desempeñar cargos públicos de alta jerarquía, quienes aprendan desde hoy lo que significa la palabra verdad. Sea la oportunidad para mencionar como mal ejemplo al señor Procurador de la Nación, quien revestido de unas facultades que pisotea sin consideración ni respeto alguno, se atrevió a afirmar hace apenas unas horas que «Las FARC siempre ha colocado como condición la judicialización del expresidente Uribe”, y a continuación sugiere alianzas de la organización insurgente con instancias del Estado para lograr tal propósito. Porque venimos rechazando el derecho penal del enemigo, las FARC nunca hemos hecho propuesta alguna pensando en un único destinatario sino buscando lo mejor para todo nuestro pueblo y ponerle fin a la impunidad. La sinvergüencería no puede ser un instrumento de paz. El señor Procurador no tiene vergüenza; lo que debiera hacer es posibilitar que se acabe la impunidad de aquellos que se creen vacas sagradas porque detentan el poder».

LA RESPUESTA DEL GOBIERNO

La respuesta integral del Jefe de la Delegación del Gobierno Nacional, Humberto de la Calle, a las Farc es la siguiente:

GOBIERNO- LA HABANA
«La Delegación del Gobierno rechaza los términos de la Declaración leída hoy por Iván Márquez, en la cual sostiene que el Gobierno ha faltado a la palabra empeñada. Esta afirmación no es cierta.

El recuento de los hechos es el siguiente:

Las dos Delegaciones logramos un Acuerdo sobre las Bases del componente de Justicia en el sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición. Ese transcendental Acuerdo contiene diez puntos y es un convenio firme. El Gobierno está comprometido a su cumplimiento y honra su palabra en tal sentido.

El Gobierno considera que el trabajo de la Comisión de juristas representa un avance significativo. La Jurisdicción Especial de Paz sienta dos pilares básicos: el reconocimiento que hay una serie de delitos que por su gravedad y significado en ningún caso pueden ser amnistiables y segundo que deben ser objeto de investigación, juzgamiento y sanción por parte de un Tribunal. Eso probablemente nunca se había logrado en una negociación de paz.

En cuanto a los demás elementos del Documento más largo de 75 puntos discutido en el Grupo de Seis Juristas, la delegación del Gobierno siempre sostuvo que se trataba de un DOCUMENTO EN DESARROLLO que exigía ser terminado y precisado.

Esta manifestación fue hecha repetidamente por los Juristas designados por el Gobierno durante las discusiones, y lo han dicho también de manera pública.

En preparación a la visita del Presidente del 23 de Septiembre, yo como Jefe de la Delegación dije a los miembros de las FARC la noche anterior a esa fecha que “Al documento le falta. Podemos firmarlo y entregarlo a los garantes en el entendido que exige mayores desarrollos y en algunos casos, precisiones”.

De igual modo, hacia las 9 de la mañana de ese día 23 de Septiembre, me comuniqué telefónicamente con Iván Márquez y le reiteré lo anterior, razón por la cual le advertí que en la tarde firmaría el documento escribiendo de mi puño y letra la expresión “DOCUMENTO EN DESARROLLO” como en efecto ocurrió.

En tales condiciones son las FARC las que faltan a la verdad. Hubo un Acuerdo plasmado en diez puntos, pero respecto del documento largo, jamás se aceptó que se trataba de un convenio cerrado e inmodificable.

Lo importante ahora, ante esta arremetida verbal injustificada e inaceptable de las FARC, utilizando expresiones ofensivas que el Gobierno rechaza, es esclarecer ante la opinión pública cuáles son los puntos principales que no hemos aceptado:

No creemos que haya formas de secuestro que puedan ser objeto de amnistía.

El alcance y las condiciones de las garantías frente a la extradición deben ser precisadas.

Insistimos en que hay interpretaciones del Abogado de las FARC sobre las características de la restricción de la libertad que son inaceptables y que están por debajo de los mínimos que exige la comunidad nacional e internacional.

El tratamiento de los agentes del Estado no ha sido resuelto y tiene que ser objeto de decisiones en Colombia por parte de las autoridades competentes.

Le elección de magistrados del Tribunal de Paz no ha sido acordada.

El Gobierno ha propuesto que se reúna nuevamente el Grupo de Juristas para tratar todas estas serias preocupaciones. Las FARC se han negado.

En la Delegación del Gobierno tenemos un compromiso indeclinable con la paz y hemos venido trabajando duramente para lograr un Acuerdo. Pero ese Acuerdo tiene que hacerse en condiciones que satisfagan el interés y la sensibilidad de los colombianos y de las víctimas.

Una respuesta sobre “Gobierno colombiano y las Farc realizan reunión de emergencia en La Habana para superar crisis en negociaciones de paz”

  1. yeyo en enero 5th, 2016 2:28 pm

    Los amigos de de la calle: El camarilla raul: Abdul rahman al bilawi, burnajudin rabanni.