La mujer rural: Flor del trabajo

octubre 12, 2015 12:26 pm

Luis Eduardo Forero Por: Luis Eduardo Forero Medina
El trabajo de la mujer rural incluidas las afrocolombianas e indígenas, ha sido demeritado por ¡ siglos!. Desde la madrugada se ocupan de labores agropecuarias, forestales, pesqueras o mineras.

En su pequeño cultivo alimenta a su familia, atiende la crianza de sus hijos, tareas de cocina, limpieza.etc. “Son las que llevan del bulto”. Las agricultoras son fundamentales en la lucha contra el hambre, es el lema este año del Día Internacional de la Mujer Rural, 15 de octubre.
Mejorar la calidad de vida de más de 5 millones de mujeres rurales colombianas, más de la mitad en condición de pobreza, es otro de los fines del Estado. Hace más de una década se creó el Fondo de Fomento para las Mujeres Rurales, Fommur, que el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural no habría logrado que funcione como lo prevé la ley. La Caja de Compensación Familiar Campesina – COMCAJA, no entrega masivamente el subsidio familiar, y el Ministerio de Vivienda no concede subsidios familiares de vivienda de interés social rural . Las “chozas” del campesino colombiano pobre o en extrema pobreza, son de adobe, bareque o guadua y sin agua potable. Se aplaza la anunciada titulación de predios, para mayor seguridad de terrenos ocupados por generaciones por mujeres rurales. El Ministerio de Trabajo se abstiene de efectuar la afiliación integral de la mujer rural en seguridad social, corrigiendo el error del legislador de 2002, que las excluyó de la inscripción obligatoria a salud y pensiones, como sí lo hizo en teoría con los riesgos laborales. La mayoría de mujeres rurales no tiene acceso al crédito, información y al derecho de asociación. En fin, su silla sigue vacía en las Juntas y Comisiones que ordena la ley su presencia.
Desde este año el Ministerio de Agricultura debe invertir anualmente unos 1.26 Billones de pesos en programas dirigidos a mujeres rurales. Ese presupuesto se gasta en consenso con alcaldes y gobernadores que deben presentar los proyectos enderezados a favorecer a la mujer rural. La mayoría de mandatarios regionales que van hasta el 31 de diciembre no exhibió sus proyectos para la mujer rural. «La gran revolución agraria en Colombia», anunciada por el presidente Santos en Ayapel, Córdoba, incluye para las zonas rurales “crear un nuevo modelo de salud,.. los mejores hospitales.. telemedicina…, mejores servicios públicos, más escuelas, acueductos y alcantarillados rurales, distritos de riego, buenas vías para sacar sus productos.”

Deja un comentario