Convenios de Asociación en Alcaldías Locales aumentaron en 400% en el primer semestre de 2015

octubre 13, 2015 5:39 pm

veeduria
La Veeduría Distrital llamó nuevamente la atención sobre el uso desmedido que realizan las Alcaldías Locales frente al Decreto 777 de 1992 para justificar procesos de contratación directa, y así evadir licitaciones, concursos públicos y otras modalidades de selección objetiva reglamentadas en la contratación estatal.

En un informe de seguimiento encontró que mientras que en el primer semestre de 2014 se suscribieron 34 convenios de asociación con fundamento en el Decreto 777 de 1992, equivalentes a más de 6 mil 800 millones de pesos, en el primer semestre de 2015, el número de convenios firmados fue de 123 representados en más de 26 mil millones de pesos. Esto quiere decir que la contratación de las Alcaldías Locales, aumentó en cerca del 400%, a través de convenios de asociación.

La Veeduría Distrital explicó que si bien el Decreto 777 de 1992 puede ser utilizado cuando se trate del impulso de actividades de interés público por parte de una entidad privada sin ánimo de lucro, acordes con el plan nacional y sectorial de desarrollo, encontró que algunas Alcaldías Locales están apelando a esta figura indiscriminadamente para celebrar contratos cuyo objeto corresponde a la ejecución de programas propios de la entidad estatal.

La ejecución de actividades y programas propios de cada entidad a través de terceros implica la existencia de una contraprestación directa a su favor y por eso desde el año 2012 la Veeduría Distrital generó recomendaciones a las Alcaldías Locales para someterse íntegramente a dicha norma.

“Los recursos públicos que reciben las entidades sin ánimo de lucro serán únicamente para el cumplimiento del objeto contractual, por lo cual las entidades distritales no pueden reconocer a favor de los contratistas gastos diferentes, tales como la administración de recursos ni ninguna otra suma de dinero que implique una contraprestación a favor de estos, ya que lo que se busca es desarrollar una actividad de carácter social, excluyendo cualquier beneficio económico”, recordó la Veeduría.

Así mismo, en abril de 2013, la Veeduría Distrital expidió la circular 03, en la que instó a la entidades distritales a recurrir a la celebración de convenios a través del régimen especial consagrado en el Decreto 777 de 1992, solo cuando concurran todas las circunstancias para su aplicación, precisando además, que los convenios suscritos con base en el artículo 96 de la Ley 489 de 1998, tienen las mismas restricciones.

Dicha circular fue acogida por el Alcalde Mayor Gustavo Petro, quien a su vez expidió la Directiva 014 del 22 de septiembre de 2015 en la que reiteró la importancia de utilizar adecuadamente el mecanismo excepcional previsto en el Decreto 777 de 1992, es decir solo cuando se cumplan todas las exigencias que la misma disposición establece. “Cuando se trate de objetos contractuales propios de los programas de las entidades, se acuda a los mecanismos de selección objetiva previstos en el estatuto de contratación y no a la selección directa con fundamento en el Decreto 777 de 1992”, recordó el mandatario en su comunicación.

En un informe enviado al Alcalde Mayor, la Veeduría advirtió que del número total de contratos suscritos por las localidades del Distrito Capital en 2014 (4.689), el 67,1%, que correspondió a 3.147, se adjudicaron a través de la modalidad de Contratación Directa. Con ello se evidenció, que la Licitación Pública no fue la regla general en la contratación de las localidades. “La contratación directa, por su mayor grado de discrecionalidad, conlleva mayores riegos de corrupción que en los procesos donde existe pluralidad de oferentes”, reiteró la Veeduría.

Así mismo, llama la atención que 3 de cada 4 Convenios de Asociación se firmaron en el último trimestre del año, como una posible solución para mejorar sus índices de ejecución presupuestal.

Las cinco localidades con mayor participación en 2014 fueron, en su orden, Bosa con más de 10 mil millones de pesos; Ciudad Bolívar con más de 7 mil 600 millones; Suba con más de 7 mil millones de pesos; Rafael Uribe Uribe con más de 6 mil 400 millones de pesos y Usme con cerca de 6 mil millones de pesos. Estas 5 localidades contrataron más de 37 mil millones de pesos que sumaron el 62,3% del valor total de los Convenios de Asociación suscritos en 2014.

La mayor concentración, por la cantidad de Convenios de Asociación suscritos en el nivel local distrital en 2014 se presentó, entre otras, con la Fundación Construcción Local (7), por más de 1.100 millones de pesos; Fundación para el Desarrollo y el Fortalecimiento Territorial Visión Local (5), por más de 2.600 millones de pesos y Fundación para el Desarrollo Intercultural ONG (5), por más de mil 200 millones de pesos.

Ante este panorama, la Veeduría Distrital recordó que cuando sea pertinente la celebración de Convenios de Asociación, es necesario que las Alcaldías Locales exijan la suficiente rigurosidad en la escogencia objetiva de la Entidad Privada Sin Ánimo de Lucro a asociarse y en la protección del patrimonio público que comprometan, toda vez que debe demostrar reconocida idoneidad, no estar incursa en inhabilidades ni incompatibilidades, no cobrar honorarios ni gastos de administración, otorgar las debidas garantías, determinar claramente los aportes al convenio, no exigir pagos anticipados y cumplir íntegramente con las obligaciones convenidas.

Los comentarios están cerrados.