Nacional

Tomate orgánico colombiano triunfó en Expo Milán

tomateEl producto fue presentado en la feria italiana Expo Milán por un aprendiz del Centro de Atención al Sector Agropecuario, de la Regional Santander, que hace parte del programa Jóvenes Rurales Emprendedores.

?Según organismos internacionales dedicados al fomento de la agricultura y la alimentación ecológica, el mercado de alimentos ecológicos mueve –en promedio– 55 mil millones de euros en todo el mundo, es decir cerca de 200 billones de pesos colombianos.?

Wilson Morantes Rodríguez tiene una manera de producir tomate orgánico que llamó la atención de los organizadores de Expo Milán 2015, la plataforma internacional más importantes para el intercambio de ideas y soluciones sobre uno de los temas más trascendentales de los últimos tiempos, la comida, y en la que participa el SENA.

El tomate orgánico que produce Morantes, es el resultado de procesos ambientalmente amigables aprendidos en la Institución. Utiliza diferentes tipos de abonos y microorganismos eficientes que se complementan con insumos orgánicos, haciendo –a la vez y permanentemente– controles biológicos con insecticidas naturales como el ajo.

“Antes manejaba el cultivo de tomate con prácticas convencionales aprendidas de mi padre en las que, por ejemplo, implementaba agroquímicos para erradicar las plagas. En el SENA entendí la importancia de las buenas prácticas agrícolas, no solo para la salud humana sino también para proteger el suelo, el agua y, en general, el entorno natural en el que vivimos”, expresó Wilson.

Él, a partir de la formación recibida, puso en práctica técnicas como la alelopatía, que consiste en colocar plantas aromáticas entre los cultivos para alejar las plagas y contrarrestar enfermedades sin utilizar químicos.

“Inicié también la implementación de insecticidas como el ají y a producir el tomate bajo techo, estilo invernadero; con este sistema, el cultivo tiene un mayor control de cambios ambientales como la lluvia, el sol y la humedad”, puntualizó Morantes, uno de los más de 393 mil Jóvenes Rurales Emprendedores del SENA y quien compartió las emana anterior en Milán con campesinos, agricultores, pescadores, cocineros y productores de alimentos artesanales de todo el mundo.

‘Slow food’ (comida lenta) se denominó el evento que hizo parte de Expo Milán 2015 y que se estructuró a partir del tema de la biodiversidad. Allí se ilustró cómo alimentar el planeta y que ello solo es posible a partir de la biodiversidad y su conservación para las generaciones futuras, haciendo énfasis principalmente en que se requiere de agricultura sostenible y el acceso a los alimentos de buena calidad y ambientalmente limpios para todos por igual.

“Este tipo de intercambios sirven para fortalecer los programas, pues cuando Morantes regrese podrá compartir su experiencia con sus compañeros y animarlos a avanzar en sus proyectos”, expresó David Hernando Suárez Gutiérrez, director regional del SENA en Santander.

El encuentro estuvo liderado por Slow Food? y Slow Food Youth Network?, asociaciones internacionales que trabajan alrededor del planeta para proteger la biodiversidad, la construcción de las relaciones entre productores y consumidores y mejorar el conocimiento del sistema que regula la producción de alimentos.

Expo Milán, además de ser un lugar para exhibir los últimos avances y descubrimientos científicos y tecnológicos, tiene también como objetivo contribuir a la solución de problemas mundiales actuales y fortalecer la cooperación internacional.