De ‘risible’ califica exfiscal Viviane Morales decisión de compulsar copias en su contra por paramilitarismo

octubre 16, 2015 11:06 am

Viviane MoralesLa actual senadora por el partido Liberal, Viviane Morales, calificó de “risible” la compulsa de copias en su contra hecha por el Tribunal Supremo de Medellín argumentando retardos y omisiones de la mencionada, en la investigación adelantada contra los Generales Mario Montoya Uribe y Leonardo Gallego Castrillón por los delitos cometidos durante la Operación Orión.

Sostuvo que la decisión del Tribunal de Medellín de compulsar copias en su contra por displicencia y por responder de una manera «desobligante», no tienen fundamento, principalmente porque no existen como delitos.

El tribunal dice que compulsó copias contra mí por displicencia y porque contesté desobligantemente, eso no es justificado, lo que pasa es que fui clara en decirles que ellos no tenían competencias en decirme qué es lo que tengo que hacer (…) Yo no conozco ningún delito que se llame displicencia, ni ninguna falta disciplinaria que se llama displicencia, a menos que me quieran enjuiciar ante el tribunal de ‘Carreño’ por buenas maneras», precisó la exfiscal.

La actual senadora insistió en que esta decisión del tribunal tiene como aparente justificación una orden que se le impartió cuando ejercía como fiscal general, situación que no es de competencia de los magistrados.

“A estos generales se les estaba investigando por unas actuaciones de 1998 y yo llegué a la Fiscalía General 12 años después. Y adicionalmente mi paso por la Fiscalía duró un año”, explicó.

Aseguró que, al contrario de lo que afirman los magistrados, fue ella quien ordenó, luego de muchos años, reabrir esas investigaciones.

“Cuando yo llegué a la fiscalía recibí una comunicación del Tribunal de Justicia y Paz de Medellín sobre estas investigaciones y de forma inmediata ordené la reapertura de este caso. Y también logramos volver a buscar las declaraciones de los extraditados que llevaban 3 años sin colaborar con la justicia”, indicó Morales.

Y agregó “el proceso estaba ‘congelado’ antes de que yo llegara, no se había adelantado ninguna acción probatoria”.
Según Morales, la decisión del Tribunal de Medellín le quita seriedad a esa instancia y se justifica en razones que no están ajustadas al derecho.

«Habían pasado doce años del proceso detenido y llegó a la Fiscalía, reactivó la investigación, logramos que los paramilitares extraditados volvieran a declarar y entonces ahora me dicen que fui displicente con los magistrados. En eso sí me parece que les faltó seriedad y que hay un poco de arrogancia porque yo si les contesté recordándoles las competencias», puntualizó.

Y agregó, «a mí sí me parece que el tema de compulsar copias por displicencia no le queda bien al Tribunal, me parece que eso le quita seriedad a sus afirmaciones, en cuanto a mis actuaciones», finalizó.

El documento presentado por la Sala La Sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Medellín en la pagina 937 justifica la compulsa de copias para que se abra una investigación formal contra la Morales:

937. Como dijo la Sala en el auto del 4 de septiembre de 2.013, la Fiscal Viviane Morales Hoyos y el Fiscal Quinto Delegado ante la Corte Eberto Rodríguez Hernández recibieron un oficio de la Sala alertándolos sobre los retardos y omisiones en la investigación adelantada contra los Generales Mario Montoya Uribe y Leonardo Gallego Castrillón por los delitos cometidos durante la Operación Orión, realizada de común acuerdo o en concierto con el Bloque Cacique Nutibara, a pesar de que se trataba de graves violaciones a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario. El proceso se había iniciado desde 1.998 y continuaba en investigación previa. La Fiscal General, antes que tomar los correctivos del caso y atender una decisión judicial adoptada en el curso de una audiencia, manifestó que ese “ruego para que se corrija y supere la situación” era improcedente, pues la investigación era de su resorte e hizo caso omiso a esa advertencia.

Los comentarios están cerrados.