Bogotá

Más de 1.000 habitantes de calle reciben atención en los Centros de Servicio Integral del distrito

habitantes de la calle

Muchos habitantes de la calle se acostumbraron a recoger colchones, muebles, cobijas y otros elementos que las personas arrojan a la vía, y con los cuales sobreviven a las inclemencias del clima y de las noches bogotanas.

Por esta razón muchos de ellos no acuden a los Centros de atención Integral, que tiene dispuestos para ellos el Distrito, donde reciben servicios de alojamiento, alimentación, aseo personal y apoyo psicosocial.

Allí también se les ofrece el servicio de educación en artes y oficios, recuperación de redes familiares, lavandería, peluquería y biblioteca, al tiempo que pueden participar en actividades recreativas y cine foros.

Se estima que unos 1.000 habitantes de calle son atendidos en distintas modalidades de los siete Centros de Atención Integral que tiene dispuestos la ciudad, según datos de la Secretaría de Integración Social. Como acciones de coresponsabilidad con la ciudad, los usuarios participan en diversas actividades como jornadas de ornato y aseo en espacio públicos.

En estas sedes también reciben atención médica general y servicios de odontología y psiquiatría. Y quienes no cuentan con registro de nacimiento, tarjeta de identidad o cédula allí se les inicia el trámite para que puedan obtener sus documentos de identidad.

La reinserción a la vida social es otro de los propósitos de los Centros de Atención Integral, por lo cual éstos cuentan con distintas especialidades que se enfocan en la dignificación, desarrollo personal, el fortalecimiento y el cuidado calificado.

Según la subdirectora para la Adultez de la Secretaría de Integración Social, Myriam Stella Cantor González, la actual administración mantendrá este modelo de asistencia social para los habitantes de la calle.

“Las experiencias exitosas se van a retomar y se van a fortalecer, como en este caso. Pero vamos a pasar de un servicio netamente asistencial a uno integral de atención que permita el fortalecimiento personal, la formación para el trabajo y el desarrollo de las capacidades y las habilidades de los individuos, pero con mucho énfasis en el tema de la prevención”, sostuvo.

Una labor de todos

Funcionarios de la Secretaría de Integración Social se encargan de recorrer las calles de la ciudad para involucrar a todos los actores: comerciantes de la zona, residentes, universitarios. Es decir, a la comunidad en general, con el fin de permitir un diálogo sincero con los habitantes de las calles.

“En estos diálogos hay un reconocimiento del otro, como ser humano con derechos y deberes. Que tienen vulnerabilidades y que también necesitan ser escuchados”, destacó un promotor de la Secretaría de Integración Social.

A veces, sin quererlo, cuando damos plata a los habitantes de calle o votamos elementos a la calle como colchonetas, contribuimos a que estas personas continúen en las calles donde consiguen su subsistencia y no acudan a los Centros de Atención integral en los cuales pueden recobrar la autoestima y recuperar el lugar que alguna vez tuvieron entre la sociedad organizada.

Se estima que en Bogotá según el censo del 2011, hay 9.614 habitantes de calle que a diario recorren las calles de la ciudad.

Si usted conoce de un habitante de calle quiera iniciar un proceso de resocialización, puede comunicarse con la Secretaría Distrital de Integración Social a el teléfono 327 9797 ext 1902.