Primera montaña ubica a Chaves y Quintana dentro de los cinco primeros de la Vuelta a España

agosto 22, 2016 3:07 pm

Tags de esta nota:

8aa80b89256eb0ee000cacbe5f4c51e3

Tercer día y primera llegada en alto que ha puesto en aprietos a todos los capos de la carrera en la Vuelta a España. Alberto Contador ha cedido casi medio minuto respecto a Nairo Quintana, Esteban Chaves y Chris Froome debido al ritmo con el que el equipo telefónico ha ascendido las terribles rampas del Mirador de Ézaro.

La victoria de etapa ha sido para uno de los componentes de la escapada del día, el francés Alexandre Geniez (FDJ), y segundo (aunque al entrar en meta pensaba que sera el ganador), a 24 segundos, ha sido el murciano Rubén Fernández (Movistar), que se coloca como nuevo líder de la carrera.

La tercera jornada en tierras gallegas volvió a brindar a los corredores un sol envidiable. Animados por el buen día saltaron los valientes que formaron la fuga del día.

La escapada inicial la formaron Smukulis (Katusha), Geniez (Francaise), Serry (Etixx), Pellaud (IAM), Cousin (Cofidis), Selig (Bora) y David Arroyo (Caja Rural). El grupo llegó en armonía al Alto de Lestaio (3ª categoría, 8,3 kilómetros al 5,3% de desnivel), donde el suizo Pellaud decidió romper el orden para marcharse en solitario dispuesto a alegrarse la vida en la Costa da Morte. El ciclista helvético solo vivió un espejismo. Pagó el desgaste y cedió en el Alto das Paxareiras (2ª, 9,3 kms al 5,4%), donde fue atrapado por Geniez y Serry.

El pelotón comandado por el Sky permitió a los fugados llegar con ventaja a Ézaro pero en los últimos kilómetros el Movistar endureció el ritmo. De ahí que el trío de cabeza empezaría la dura ascensión con poco más de dos minutos de ventaja.

En el tramo decisivo Fernández tiró muy fuerte durante los 1,8 kilómetros de la subida al Mirador, tanto que no solo rompió al grupo sino que descolgó a sus jefes Alejandro Valverde y Nairo Quintana. Se vio obligado a parar para esperarles y ahí dejó escapar sus opciones de victoria de etapa.

El joven ciclista murciano levantó los brazos en meta desconocedor de que Geniez había logrado su segundo triunfo de etapa en una Vuelta a España. Pero su actuación golpeó a Froome, aunque el británico supo dosificarse y llegar junto a Quintana y Chaves, y a otros hombres fuertes, como Contador (que se aleja en la general a 1’20» minutos) o Steven Kruijswijk (Lotto-Jumbo), más rezagados.

Otro de los hombres importantes de la carrera, el colombiano Miguel Ángel López, se fue al suelo antes de encarar el final de la jornada. No fue una caída muy violenta, rodaba en el medio del pelotón, pero llegó a impactar con la cara en el asfalto y a pesar de que sus compañeros del Astana se pararon a esperarle, tuvo que decir adiós a sus opciones para la etapa y, casi seguro, para la General tras ceder más de doce minutos en la línea de llegada.

Este martes se disputa la cuarta etapa entre Betanzos y San Andrés de Teixido, de 163,5 kilómetros, con final en alto tras 11 kilómetros de ascenso al 4,8 de pendiente media. Con rtve.es

Los comentarios están cerrados.