Internacional

Condenados a cadena perpetua a militares sudamericanos por Plan Cóndor

La justicia italiana condenó a los responsables de la estrategia desarrollada por las dictaduras de Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay – Cono Sur de Sudamérica- en los años 70 y 80, que en conjunto con la CIA (Estados Unidos) acordaron la eliminación de cualquier opositor (sindicalistas, intelectuales, estudiantes, trabajadores e izquierdistas) del orden instaurado, o contrarios al pensamiento político, ideológico, o no compatible con el gobierno de los Estados Unidos.

La presidenta de la III Corte Penal del Tribunal de Roma, Evelina Canale leyó en el aula de la cárcel de Rebibbia la condena a militares de Bolivia, Chile, Perú y Uruguay que habían sido acusados por el fiscal Giancarlo Capaldo por la desaparición de decenas de ciudadanos italianos entre 1973 y 1978, incluidos algunos en Argentina.

El primer juicio por los crímenes del Plan Cóndor se realizó en la Argentina y llegó a sentencia el 27 de mayo de 2016.

En aquella ocasión, catorce ex jefes militares y de inteligencia argentinos y uno uruguayo fueron condenados a penas de entre 25 y 8 años de prisión por más de un centenar de privaciones ilegítimas de la libertad y otros delitos de lesa humanidad. Dos de las mayores condenas recayeron sobre el entonces jefe de la guarnición militar de Campo de Mayo, Santiago Omar Riveros, a 25 años, y el último dictador y entonces jefe de Institutos Militares, Reynaldo Bignone, a 20 años.

¿Qué fue el Plan Cóndor?

Se trató de la coordinación de operaciones entre las cúpulas militares de los regímenes dictatoriales del Cono Sur de Sudamérica. La Operación o Plan Cóndor fue ideada por el general chileno Augusto Pinochet y orquestó la represión de la oposición política entre 1970 y 1980 por parte sobre todo de las dictaduras de Chile, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia.

El Plan Cóndor inició oficialmente el 28 de noviembre de 1975 en Chile luego de una reunión de seguridad presidida por Manuel Contreras (entonces jefe de la policía secreta chilena). En esta participaron militares de Argentina, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay.

Víctimas. El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) de Argentina indicó que en los juicios el Plan Cóndor se contemplan los casos de 106 víctimas y hay 21 imputados por asociación ilícita y/o privación ilegal de la libertad. La muerte de veintena de italo-latinoamericanos provocó que justicia italiana condene a ocho exmilitares de la región.

Las muertes provocadas en total por el Plan Cóndor se cuentan desde varios cientos hasta 60,000 dependiendo de la metodología usada para contarlas. En el Plan Cóndor se incluyeron los vuelos de muerte, desde los opositores eran lanzados desde aeronaves al mar o a ríos.