Bogotá

Es imposible realizar un metro subterráneo: Alcalde Peñalosa

El alcalde Enrique Peñalosa se pronunció frente al anuncio de la Contraloría Distrital de la apertura de un proceso de responsabilidad fiscal relacionado con el proyecto Metro.

“Los ciudadanos pueden estar tranquilos, estamos trabajando como debe ser, de la forma técnicamente correcta. Le estamos dando un muy buen uso a los recursos públicos, junto con el Gobierno Nacional, y sí va a haber Metro en Bogotá, tal como lo prometimos», comentó el alcalde Peñalosa.

A lo anterior, agregó: “Estamos tranquilos con las decisiones responsables que hemos tomado de manera conjunta con el Gobierno Nacional y seguimos comprometidos con la construcción del proyecto Metro para los bogotanos”.

Peñalosa destacó que con los estudios que la Administración recibió, no era posible construir el Metro, pues estos tenían un costo que estaba muy por encima de las posibilidades de la Nación y de la Alcaldía para costearlo.

“Hicimos los estudios necesarios para hacer el Metro con el Gobierno Nacional y estos dijeron que la mejor solución es la que estamos trabajando. En un solo kilómetro de Metro estamos ahorrando más de 180.000 millones de pesos”, destacó el alcalde.

Por su parte, el gerente de la Empresa Metro, Andrés Escobar, aseguró que el proyecto que se recibió excedía en más de tres billones el presupuesto disponible, por lo que no se cumpliría con el mandato de construir el Metro en la ciudad: “Yo estoy aquí para desarrollar el Metro y solo lo podemos lograr con un proyecto que sea viable desde el punto de vista financiero”, explicó Escobar.

El alcalde reiteró que gran parte de los estudios anteriores sí se tuvieron en cuenta. Se mantiene, por ejemplo, parte la ruta por la que se desarrollará el Metro. “El estudio de Metro subterráneo nos mostró que no se podía hacer un Metro de este tipo. Porque aún suponiendo que no hubiera sobrecostos, no había los recursos para hacerlo”, señaló el mandatario.

Así mismo, Peñalosa expresó que los estudios anteriores sí se usaron. Por una parte el primero, de 2008, define la ruta actual por la que se construirá este medio de transporte masivo. Por otra, los que corresponden a los estudios de 2012 y 2013, también, porque el trazado en la parte del sur es el mismo, así como los análisis del suelo.