EL MITO DE LA PAREJA PERFECTA

agosto 22, 2017 7:32 am

Por: Carlos Fradique-Méndez
Abogado de Familia y para la Familia
DIPLOMADO EN EDUCACIÓN PARA LA VIDA EN FAMILIA (147)
Como en toda sociedad, en el matrimonio, o mejor en la vida en pareja, se presentan diferencias entre los socios y allegados. Como enseña la sentencia popular, “Cada día trae su afán” y por supuesto que los empresarios tienen que estar preparados para encontrar las mejores soluciones. Y los “afanes” en el matrimonio son muchos.

FALTA DE PREPARACIÓN.- Los pre socios en el matrimonio son románticos. A todo eventual problema le tienen una solución inmediata y llegado el día del problema, muchos abandonan el barco. Además viven el día al día, o la hora, hora, y para ellos el futuro no tiene importancia. Y como ignoran sus pasados y sus deberes y derechos en la sociedad cuando tienen que enfrentarse a la realidad, cuando despiertan del sueño dorado piensan que lo mejor es dejar la sociedad. Y no pocas veces conforman una nueva pareja con resultados fatales.

CAMBIO DE GASTOS.- La economía es fundamental en una empresa. Muchos dicen: “Del aire no se puede vivir”. Y para vivir bien, decentemente, sin lujos, medianamente, se necesitan recursos, salarios, rentas, entradas en dinero contante y sonante. Hay socios empleados que no pueden acomodarse a sus trabajos y se ven obligados a renunciar o a que los despidan. Y llegan a casa con una bolsa de malestares y la emprenden con su pareja.

SERMONES Y RECLAMOS.- Una vez la pareja se organiza, se olvidan del buen trato y de la comprensión. Muchos dicen: luego de la ceremonia, encontré a un marido o a una mujer desconocidos. En el noviazgo o en la etapa de conquista, si no hay vigilancia oportuna, las personas fingen y viven de apariencias. Y cuando llega la hora de la verdad no pueden seguir aparentando y el que actuó esperanzado se siente estafado, desilusionado. Y entonces comienzan los reclamos, los regaños, las malas caras, el silencio como respuesta belicosa y hasta las agresiones físicas Y aparecen los defectos físicos y de comportamiento.

INFIDELIDAD.- La fe en el otro es fundamental Pero la realidad enseña que hoy, como en otras épocas más libertinas, la fidelidad es un mito. A cada paso que damos aparecen como en los cuentos de hadas, fantasmas reales que ponen zancadillas para la erotismo pasajero que se expone a ser intenso, pasional y destructivo. Y esta trampa es para hombres y mujeres. El libre desarrollo de la personalidad sexual está en el orden del día y se ha vuelto un mercado de infinitas ganancias. Todo lo que se quiere vender con prontitud debe tener un toque de sensualidad, de despertar pasiones. A veces raya con la trivialidad y descomedimiento como en las canciones y bailes de los ahora famosos. Y si a esto le sumanos una dosis de licor la mezcla explosiva produce sus efectos demoledores. Hay socios en la vida en familia, que dicen que no perdonan ni el más mínimo desliz y hay socios tontos que llevan la infidelidad a la casa y a la vista de todos.

INTROMISIÓN DE TERCEROS.- Los socios deben tomar sus propias decisiones pero en la familia es frecuente que aparezcan consejeros redentores que llevan la vida en pareja al fracaso. Por la nueva conformación de la familia, los padres de crianza, las hermanas y hermanos de crianza pueden generar desavenencias. Hay que poner barreras que sean infranqueables para evitar esas interferencias.

MORAS Y HASTA QUIEBRAS.- La economía del mundo actual es muy ágil y volatil. Una bonanza puede ser pasajera y la deceleración genera obligaciones en mora y apretones en el hogar. Cuando la pareja se endeuda sin prever crisis se expone a perderlo todo. Si es visionaria pueden renacer. Si es inmediatista se quiebra. Por eso hay que prever el mañana inmediato y mediato para tener reservas en las escaseces.

GANARSE LA LOTERÍA.- Así como es de peligrosa una caída en mora de pagos, así es peligroso ganarse la lotería. Pasar de un empleo modesto a uno con poder y buen ingreso, encontrar el negocio lícito que genere ganancias no imaginadas y no tener tino para manejar la bonanza, o recibir el premio mayor de una lotería puede ser un motivo suficiente para enloquecerse. Nada más peligroso para la vida en familia que haya nuevos ricos. El dinero es para saberlo manejar, acrecentar y conservar.

LA SALUD.- La única verdad irrefutable es que nacemos para morir. Y el destino solo podemos conocerlo cuando llega el día. Un accidente, una enfermedad crucial, un trastorno mental, ponen a prueba el deber de solidaridad marital. Y sin hacer referencia a que el deterioro de salud sea de uno de los hijos o hijas.

EL TRABAJO.- Ya estamos de acuerdo en que para vivir decentemente se necesita dinero y por regla general para tenerlo se necesita de un trabajo, Me refiero a los empleados. Los empresarios tienen un trato diferente. En Colombia el mayor empleador es la burocracia oficial y en buen número de casos la permanencia del empleo depende de los favores políticos. Y el empleo en la empresa privada requiere de una excelente preparación académica con aptitudes para producir. Quien no genera ganancias para el empleador puede perder el empleo y sin empleo no hay dinero y sin dinero la empresa familiar se pone en riesgo de fracaso.

La vida en pareja que permanece no es la que aparece ante la sociedad como perfecta, que en estricto sentido no existe. Es ilusión. Cuando la pareja es inteligente y ante el peligro logra reacomodarse persevera y dura. Pero no es por la perfección, sino por la decisión, casi de política familiar, de compartir la vida con otra persona que nos recompensa y con su generosidad y amor afianza las conexiones de la buena vida, de la cercana a la felicidad. No busquemos la perfección de nuestra pareja, sino el arte inteligente de convivir con la imperfecta humanidad que es capaz de hacernos sentir que estamos vivir y que vale la pena vivir.

Cultivemos la paz, el amor y la concordia en nuestras familias, en nuestra sociedad y en Colombia para tener personas que rindan honor a su cultura de bondad para solucionar con prudencia sus conflictos.

Bogotá, del 21 al 27 de agosto de 2017.

Envíe sus comentarios a carlosfradiquem@outlook.com
Twitter @fradiquecarlos Blog: www.ElComPAZ.com
Telf. 3153374680

Deja un comentario