Este miércoles la Fiscalía General de la Nación señaló que las propiedades y activos ilegales que se han embargado en diferentes zonas de Colombia a los miembros de la banda criminal y del narcotráfico del Clan del Golfo suman más de 942 mil millones de pesos.

Solo este año las autoridades de policía judicial han ocupado con fines de extinción de dominio, bienes que suman 407 mil millones de pesos pertenecientes a esta organización delictiva.

Para la Dirección Nacional de Extinción de Dominio, entre los bienes se cuentan fincas, lotes, casas de descanso sobre el golfo de Urabá.

Según la Fiscalía, también aparecen lujosos apartamentos y parqueaderos, vehículos, buses de servicio público, motocicletas y cuatrimotos, establecimientos de comercio, sociedades comerciales y miles de semovientes, caballos y reses.

Los detalles se conocen luego de las informaciones de Daniel Antonio Úsuga, alias Otoniel, jefe del Clan del Golfo, que busca un eventual sometimiento a la justicia colombiana.