Según los congresistas, es grave la declaración de la ONU de que el 55% de los guerrilleros se han ido de las zonas veredales, por lo que le solicitaron al Gobierno que tenga celeridad en el cumplimiento de los compromisos pactados con las Farc.

El senador Iván Cepeda señaló que: “Las personas que no tienen hoy un futuro de reincorporación social y económica están en una situación muy difícil y están siendo objeto de toda clase de ofrecimientos por grupos criminales que buscan su reincorporación rápidamente”.

Mientras que el senador Roy Barreras aseguró que: “es indispensable aprobar la JEP de una vez por todas para acabar con esa incertidumbre y que la reintegración social de los exguerrilleros pueda darse en el marco de la seguridad jurídica que está pactada y prevista en la JEP, que debería existir desde hace 6 meses si no la hubieran dilatado y no le hubieran puesto zancadillas”.

El senador Germán Varón dijo que: “Hay que pedirle al Gobierno agilidad en todos los temas porque le dio prioridad a otras cosas y temas como el de la JEP que estaba desde mayo, lo dejaron para octubre. Eso genera el retraso en un marco jurídico que les permita adoptar medidas para evitar que ellos se vayan”.

Por su parte el senador Alexander López sostuvo que: “Nosotros preguntamos cual era la estrategia del Gobierno Nacional una vez dejadas las armas, y en su momento el Gobierno dijo que no tenía estrategia y esos son los resultados de esa improvisación”.

También fueron claros en señalar que el narcotráfico es controlado hoy por bandas delincuenciales, lo que representa una tentación muy grande para los ex Farc.