Noticia Extraordinaria Tema del Día

Papa Francisco expresa dolor por los niños reclutados a la fuerza para las guerras: «Esta es una tragedia»

–Como una «tragedia» calificó el Papa Francisco el reclutamiento de niños para las guerras en un pronunciamiento que hizo en su cuenta en Twitter, a propósito del Día Mundial contra el Reclutamiento de Niños, Niñas y Adolescentes, que se cumple este lunes.

Según la UNIFEC, hay más de 300.000 niños y niñas soldado en los conflictos armados en todo el mundo, advierte el Vaticano, el cual destaca que en el tweet para este 12 de febrero, resuenan las palabras que pronunció el Santo Padre después de rezar la oración mariana del Ángelus, del domingo 19 de febrero de 2017. En aquella ocasión, el Obispo de Roma daba cuenta de las lamentables noticias que seguían llegando de los enfrentamientos violentos y brutales en la región de Kasai Central de la República Democrática del Congo.

“Siento con fuerza el dolor por las víctimas, especialmente por muchos niños sacados de las familias y la escuela para ser usados como soldados”

Esta es una tragedia, denunciaba el Papa, los niños soldado. Y al mismo tiempo, aseguraba su cercanía y oración, también al personal religioso y humanitario que trabaja en esa difícil región. “Renuevo un sentido llamamiento a la conciencia y a la responsabilidad de las autoridades nacionales y de la Comunidad Internacional – invocaba el Pontífice – para que se tomen decisiones adecuadas y tempestivas para ayudar a estos hermanos y hermanas nuestros”.

Oración por los que sufren a causa de la violencia y de la guerra

Además, ese domingo el Papa Francisco invitaba a orar por todas las poblaciones que en diferentes partes del mundo sufren a causa de la violencia y de la guerra. “Recemos por ellos – precisaba el Pontífice – y por todas las poblaciones que también en otras partes del continente africano y del mundo sufren por causa de la violencia y de la guerra. Pienso, en particular, en las queridas poblaciones de Pakistán e Irak, golpeadas por crueles actos terroristas en los días pasados”. Recemos por las víctimas, por los heridos y los familiares, pedía el Obispo de Roma, recemos ardientemente para que cada corazón endurecido por el odio se convierta a la paz, según la voluntad de Dios.

Niños soldado, otra realidad es posible

En el Día Internacional contra el uso de Niños Soldado – según informa UNICEF – se calcula que hay más de 300.000 niños y niñas soldado en los conflictos armados en todo el mundo. Niños y niñas que se ven abocados a vivir la guerra, convirtiéndose en combatientes involuntarios. Muchos de estos niños están directamente en la línea de combate y otros son obligados a ejercer como cocineros, mensajeros, esclavas sexuales, para realizar ataques suicidas.

Entre las peores consecuencias del uso de niños soldado en los conflictos se encuentran secuelas físicas y traumas emocionales, que pueden ser causadas por la propia batalla o ser fruto de las torturas y abusos por parte de sus jefes. Muchos niños son mutilados, sufren desnutrición o incluso enfermedades de transmisión sexual. Muchas veces el primer acto que les obligan a cometer es matar a sus propios padres para romper el vínculo familiar. Ponerle fin a este drama, es un proceso complejo que requiere un compromiso por parte de toda la sociedad, concluye el informe del Vaticano.

La ONU define como «niño soldado» a todo menor de 18 años de edad vinculado con una fuerza armada o un grupo armado que haya sido reclutado o utilizado por una fuerza armada o un grupo armado en cualquier capacidad, incluidos los niños, tanto niños como niñas, aunque sin limitarse
a ellos, utilizados como combatientes, cocineros, cargadores, espías o para fines sexuales.

Subraya que independientemente de cómo sean reclutados y de sus funciones, los niños soldados son víctimas, y su participación en los conflictos acarrea graves consecuencias para su bienestar físico y emocional. Esos niños habitualmente son sometidos a abusos y la mayoría de ellos presencian muertes, asesinatos y actos de violencia sexual. A muchos de ellos se los obliga a cometer esas atrocidades y algunos sufren graves trastornos sicológicos a largo plazo. La reintegración de esos niños es un proceso muy complejo.

Por último advierte que el reclutamiento y utilización de niños menores de 15 años de edad como soldados está prohibido en el derecho internacional humanitario –tanto el derecho de los tratados como el derecho consuetudinario– y está tipificado como crimen de guerra por la Corte Penal Internacional. Además, las normas en materia de derechos humanos estipulan los 18 años como la edad mínima legal para el reclutamiento y utilización de niños en las hostilidades. Las partes en conflicto que reclutan y utilizan a niños son incluidas en la lista del Informe del Secretario General de las partes en conflicto que cometen violaciones graves contra los niños en situaciones de conflicto armado.