Aprobado en primer debate iniciativa que garantiza Desarrollo Integral de la Primera Infancia

junio 17, 2019 8:41 pm

Tags de esta nota:

Radio Santa Fe CM

Fue aprobado al interior de la Comisión de Gobierno del Concejo Distrital, el Proyecto de Acuerdo que busca establecer los lineamientos para garantizar el Desarrollo Integral de los niños y las niñas desde la gestación hasta los cinco (5) años, once (11) meses y veintinueve (29) días habitantes de Bogotá.

La iniciativa fue el producto de una profunda investigación adelantada por el equipo de trabajo del Concejal Armando Gutiérrez, en la cual se pudo determinar que, a pesar de los avances alcanzados en materia de atención a la primera infancia durante los últimos años en el Distrito capital, aún persisten algunos aspectos críticos que afectan, tanto de manera directa como indirecta, el desarrollo integral de los menores de seis años en la Ciudad Capital. Así mismo, se estableció que la política pública vigente de atención de los menores, está desactualizada en materia normativa.

Vale señalar que el desarrollo integral, en cuanto derecho de los niños y niñas, se percibe como el proceso singular de transformaciones y cambios de tipo cualitativo y cuantitativo mediante el cual el sujeto dispone de sus características, capacidades, cualidades y potencialidades para estructurar progresivamente su identidad y su autonomía.

El desarrollo integral se expresa de manera particular en cada uno de los niños y las niñas. La interacción con una amplia variedad de: actores, contextos y condiciones es significativa para el potenciamiento de las capacidades y de la autonomía progresiva. Adicionalmente, se establece que, en el marco del derecho al desarrollo integral, son derechos impostergables la atención en salud y nutrición, el esquema completo de vacunación, la protección contra los peligros físicos y la educación inicial. Así mismo, en el primer mes de vida deberá garantizarse el registro civil de todos los niños y las niñas.[1]

En este orden de ideas, es imprescindible e improrrogable establecer y fortalecer los fundamentos legales, políticos, conceptuales, técnicos, administrativos, operativos y de gestión dirigidos a la atención para el desarrollo integral de la primera infancia, ya que los datos arrojados por distintas fuentes, dan cuenta de que los menores aún padecen situaciones que ponen en riesgo su bienestar, como: desnutrición crónica, enfermedades cardiorrespiratorias, trabajo infantil, violencia sexual y física, abandono, entre otros.

Preocupa especialmente la desnutrición crónica, pues un reciente informe de la Secretaría de Salud, da cuanta de un aumento en los casos de desnutrición en niños y niñas en la Capital de la República, aumento que se debe a la ampliación de la identificación de los casos en menores de cinco (5) años, lo cual ha dado como resultado la disminución de casos de muertes por desnutrición.

Cabe aclarar que, de acuerdo con la información suministrada por la Secretaría de Salud, la mayor identificación de los casos de desnutrición crónica obedece directamente a que se incrementó la captación de menores a través de las consultas totales de crecimiento y desarrollo y de pediatría, entre otras, a través de las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) públicas y privadas en la ciudad. Mientras que en 2016 se captaron 192.413 niños, en 2017 la cifra fue de 222.405 y en 2018 aumentó a 295.458. Lo que representa un aumento en el número de consultas de 53% durante el periodo.

Aun así, es preocupante el número de niños y niñas registrados con esta enfermedad en Bogotá, pues la padecen quince (15) de cada cien (100) niños, sobrepasando la media nacional que es de diez (10) menores por cada cien (100). La importancia de la identificación temprana y la atención oportuna de este padecimiento recae en que un niño que sufre desnutrición crónica presenta un retraso en su crecimiento, a la vez que se afectan sus capacidades cognitivas e intelectuales, lo que tiene unas graves consecuencias para el resto de su vida.

Cabe recordar que la desnutrición crónica es una problemática multifactorial, que depende, tanto de la institucionalidad, como de los factores socioeconómicos familiares y locales, determinada por:

· Hambre prolongada.

· Falta de acceso a servicios de salud.

· Bajo nivel educativo de la madre.

· Falta de saneamiento básico.

· Falta de agua potable.

· Desigualdad por ingresos.

Los comentarios están cerrados.