En la versión libre del expresidente Juan Manuel Santos, hecha este miércoles en el Consejo Nacional Electoral (CNE) acerca del presunto ingreso de dineros de la multinacional brasilera Odebrecht a su campaña presidencial de 2014, el exmandatario aseguró que no hay pruebas que lo vinculen con este tema de corrupción.

Además, el expresidente Juan Manuel Santos pidió que se archive el proceso que se adelanta en contra suya.

Santos señaló que: «Queda claro, clarísimo, que no hay nada, que no hay una sola prueba que ponga en tela de juicio mi buen nombre. Después de estos años no hay absolutamente nada. No tengo nada de qué defenderme porque ahí están los hechos».

Y agregó que ningún funcionario de su gobierno ha sido acusado de soborno o de favorecimiento a la firma internacional.

Sostuvo también que a Odebrecht no le fue bien durante su administración.

Dijo que asistió a esta versión libre por respeto a las instituciones y que a pesar de que no era obligatorio comparecer ante el órgano electoral, lo hizo para tranquilidad de las instituciones estatales.