Luego de avalar el preacuerdo pactado entre la Fiscalía General de la Nación y la defensa del procesado, el Juzgado 4° Penal del Circuito Especializado de Antioquia condenó a Dairo Javier Ramírez Martínez, alias Pedro, a 12 años y 6 meses de prisión.

Un Fiscal de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales demostró que Ramírez Martínez hizo parte del Clan del Golfo desde 2017 y era el encargado de transportar a otros integrantes de la organización criminal que realizaban diferentes delitos como homicidios selectivos, desplazamientos forzados, tráfico de estupefacientes y extorsiones.

Ante la contundencia del material probatorio recopilado en las investigaciones, alias Pedro aceptó su responsabilidad en el homicidio de un adolescente de 17 años, ocurrido el 24 de noviembre de 2017, en Caucasia (Antioquia).

El crimen fue ordenado porque el joven supuestamente vendía estupefacientes en el municipio sin la autorización previa de los cabecillas del Clan del Golfo en la región.

Los elementos recopilados por la Fiscalía evidenciaron que Dairo Javier Ramírez Martínez transportó a la persona que entregó el arma de fuego al sicario que disparó contra la víctima menor de edad.

En ese sentido, el procesado fue sentenciado en calidad de cómplice por los delitos de concierto para delinquir agravado, homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego.