Se elevó a siete el número de personas ahogadas en el Meta

enero 8, 2020 9:20 am

Las autoridades confirmaron en las últimas horas el hallazgo sin vida de dos personas, un hombre de 30 años y un joven de 17, que se encontraban desaparecidos desde hacia varios días, cuando adelantaban actividades recreativas en los ríos Guejar y Upía.

De esta manera se eleva a siete el número de personas fallecidas por ahogamiento durante las festividades de año nuevo en el Meta.

A orillas del río Guejar, sector La Playa de la inspección de Piñalito, fue hallado el cuerpo sin vida de William Isidro Yate de 30 años de edad, quien se encontraba desaparecido desde el pasado 5 de enero, cuando departía con familiares y amigos.

La inspección Técnica del cadáver fue realizada por personal de la Unidad Básica de Investigación Criminal de Vista Hermosa. Caso dejado a disposición de la Fiscalía 9 Local del municipio de Mesetas.

En otro lamentable hecho, en el río Upía, sector de la vereda Las Moras, fue hallado el cuerpo sin vida del adolescente Edward Stiven Herrera, 17 años de edad, residente en el barrio Libertad Uno del Municipio de Barranca de Upía.

El joven estaba desaparecido desde el pasado 4 de enero, según versión suministrada por la madre del menor, su hijo se encontraba pescando junto algunos familiares en el río Upía, donde se enredó con la atarraya, siendo sumergido por un remolino.

La inspección Técnica del cadáver fue realizada por unidades de la Unidad Básica de Investigación Criminal de Barranca de Upía, caso dejado a disposición de Fiscalía 48 Local de la municipalidad.

El pasado lunes festivo se conoció el fallecimiento de un niño de 12 años proveniente de Bogotá, quien murió ahogado en una piscina de un conjunto residencial en la ciudad de Granada. Con este caso, se eleva a cinco el número de víctimas mortales por inmersión presentadas durante el puente festivo de reyes en el departamento del Meta.

El niño fue identificado como Ferney Tapiero Lievano, y su deceso se presentó en la piscina del conjunto Bosques de Granada 2.

Primeras versiones señalan que el niño se encontraba pasando la temporada de vacaciones con su abuela, quien manifestó que le dio permiso para ingresar a la piscina del conjunto cerrado Bosques de Granada dos donde ella labora en una casa de familia; al salir de la vivienda se percata de la ausencia del menor y se dispone a buscarlo, encontrándolo en el fondo de la piscina.

El menor fue llevado de urgencia al Hospital Departamental de Granada, pero los médicos que lo atendieron señalaron que el niño ingresó sin signos vitales.

La primera muerte por inmersión registrada en el departamento fue la de William Yate, de 30 años de edad, la cual se presentó en el sector de Piñalito en el río Guejar.

Entre tanto, en el río Ariari se registró la muerte de la joven Yerly Vanessa Aponte Acosta, residente en el barrio Villas de Granada, quien perdió el control del flotador en el cual se estaba desplazando rio a bajo y cae al fondo siendo sumergida por un remolino.

En Barranca de Upía se presentó el fallecimiento por ahogamiento del joven de 17 años de edad, Steven Herrera, quien se encontraba departiendo con amigos y familiares en el río Upía, cerca al puente, cuando fue arrastrado por las aguas.

Otra víctima mortal fue identificado como Jorge Ospina, de 75 años de edad, quien se encontraba desaparecido desde hace varias horas en el río Guejar, entre los municipios de San Juan de Arama y Vista Hermosa.

Los comentarios están cerrados.