Captura de Video de www.eitb.eus

Su dueña ha tenido que ‘afrontar cantidad de problemas’ para abrir su cafetería en Gaza, uno de ellos es que ‘los hombres pensaban que iba a ser un centro de vicio para mujeres’.

‘Montar cualquier tipo de negocio en Gaza es difícil y si eres mujer y quieres montar una cafetería para mujeres, parecía algo imposible’ explica Mikel Ayestaran en ‘Boulevard Magazine’ de Radio Euskadi.

Para empezar ‘no todas las personas pueden entrar en Gaza’ ya que hay que pasar 3 filtros, ‘el de Israel, el de la Autoridad Palestina y el de Hamas’.

Eman, la dueña de la cafetería tuvo que ‘pactar con el ayuntamiento’ para abrir la cafetería y ‘los jueves es el día de las familias y pueden entrar los hombres’.

Tomado de https://www.eitb.eus