El mercurio, Otra amenaza latente

abril 3, 2020 9:46 am

Por: Luis Eduardo Forero Medina
De acuerdo a la OCDE (La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), Colombia es el país con más contaminación con mercurio por habitante; otras fuentes lo ubican entre el segundo o tercer país del mundo que más infecta el medio ambiente con mercurio, material que en este país desde hace cerca de dos años se sustituye con otras alternativas limpias, por estar prohibido emplearlo, salvo para usos que no estén ligados a la minería artesanal y de pequeña escala (MAAPE),

según la denominación internacional, llamada en Colombia minería de subsistencia, pequeña, mediana y grande. En el mundo, más de cien millones de personas en 55 países dependen de la MAAPE; en Colombia la minería artesanal que emplea Hg, funciona en una veintena de departamentos, en zonas alejadas del casco urbano.
El mercurio (Hg) y los compuestos mercuriales constituyen según la Organización Mundial de la Salud (OMS) uno de los diez grupos de productos químicos con mayores repercusiones en la salud pública; el Hg es “muy peligroso”, una sustancia química “de preocupación mundial” por su facilidad de transportarse, afectando los recursos naturales renovables, el ambiente y la salud humana de la población en general. La Defensoría del Pueblo en un recorrido por el río Nechi en Antioquia, constato que las retroexcavadoras usadas en minería ilegal, al año emplean 13 millones de metros cúbicos de agua, que los devuelven contaminados al afluente. Chocó, Antioquia, Bolívar, Santander, Nariño y Cauca supuestamente continúan siendo escenario de minería ilegal que emplea Hg. Las emisiones y liberaciones del mercurio tóxico se transportan a través del aire, agua, flora, sedimentos, organismos vivos, y el suelo, que es de donde más se libera Hg.
De otra parte, en países con altos ingresos y países en desarrollo, igualmente se emplea el Hg en el sector hospitalario, donde se proyecta sustituir equipos e insumos que contienen mercurio. El Hg se vierte a veces imperceptiblemente en plantas de cloro y álcalis; y se emplea en procesos industriales (producción de cemento, minería de cobre, zinc o plomo), generación de electricidad a partir de carbón, calefacciones y cocinas en lugares donde no se promueve el uso de fuentes de energía limpia. Al Hg se acude para amalgama dental, cosméticos, farmacéuticos, procede de rellenos sanitarios y hornos crematorios; hace parte de vacunas, pinturas, pesticidas, joyería, medicina tradicional y usos educativos El Hg està presente en lámparas (neón, fluorescentes, HID y otras de bajo consumo), termómetros, baterías, interruptores eléctricos. Desde el 2020 está prohibida la fabricación, importación y exportación de productos que contienen mercurio como bombillas, termómetros, tensiómetros, barómetros, pilas, entre otros. La principal fuente de exposición humana al metilmercurio es el consumo de pescados y mariscos contaminados por mercurio, de acuerdo a la OMS. En consecuencia, todas las personas no están exentas a cantidades ínfimas de metilmercurio, elemento que se aloja en el cuerpo humano por vía alimentaria. El PNUMA (El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente), que tiene 11 categorías de clasificación diferentes para las fuentes de mercurio, indicó que no hay cura para el envenenamiento por mercurio y que su exposición puede afectar el corazón, los riñones y pulmones de personas de cualquier edad y es particularmente dañino para los niños y bebés. Dos grupos son especialmente vulnerables a los efectos del mercurio, los fetos y las personas expuestas sistemáticamente por su trabajo o que practiquen la pesca de subsistencia.
En el mundo, Colombia tomó la delantera en la iniciativa en contra del uso del Hg, incluso yendo más allá de El Convenio de Minamata sobre el mercurio; instrumento hecho en Kumamoto (Japón) el 10 de octubre de 2013 y suscrito por 128 países. Minamata, es una ciudad japonesa que en 1956 sufrió el envenenamiento por mercurio más grave de la historia debido al vertido de aguas residuales industriales a la bahía local por parte de una planta química. Antes de Minamata, en Colombia, cuyo mayor porcentaje del mercurio usado es en la minería de oro y otros metales y tiene una procedencia ilegal, se expidió la Ley 1658 del 15 de julio 2013 sobre comercialización y el uso de mercurio en las diferentes actividades industriales del país y se fijan requisitos e incentivos para su reducción y eliminación. En el derecho internacional respecto a tratados, el país respectivo primero lo ratifica, después de suscrito, y enseguida lo reglamenta legalmente. Colombia se anticipó en tiempo y en su contenido al Convenio de Minamata, que entro en vigor en agosto de 2017, año el que Colombia había expidió el Plan Único Nacional de Mercurio, ruta estratégica de 8 Ministerios para eliminar el uso del mercurio. En 2018 este país mediante la ley 1892, aprobatoria del Convenio de Minamata, contempla una fecha, en el año 2023, para erradicación del uso de este elemento en la minería y otros usos; Minamata, no fija fecha para prohibir el uso del mercurio en todos los procesos industriales y productivos a nivel mundial.

Las diez sustancias químicas que constituyen una preocupación para la salud pública son el amianto, arsénico, benceno, cadmio , dioxinas y las sustancias similares , exceso o cantidad inadecuada de flúor, plomo, contaminación del aire, plaguicidas altamente peligrosos y el mercurio.
@luforero4

Deja un comentario

cialis 20 mg viagra cialis fiyat